Cannabis para la Tos y los Resfriados

300

En invierno, a la mayoría nos afecta la tos y el resfriado. Aunque los simples virus omnipresentes que causan estas enfermedades comunes son muy difíciles de «curar», hay varias maneras de utilizar el cannabis para aliviar sus síntomas.

Cannabis para la Tos y los Resfriados

El resfriado o catarro común es una enfermedad viral muy contagiosa, que afecta a las personas con mayor frecuencia durante los meses de invierno. Responsable de una serie de síntomas que incluyen tos seca o de pecho, goteo o congestión nasal, garganta irritada, fiebre y fatiga, el resfriado común no se debe a un único virus. En su lugar, se relaciona con un máximo de 200 cepas diferentes.

Un tipo de virus que se asocia especialmente con el resfriado común es el rinovirus («rhino» significa «nariz», así que ¡literalmente significa «virus de nariz»!). Hay tres especies principales de rinovirus, y por lo menos 99 serotipos (cepas) diferentes. Además del rinovirus, el resfriado común también se vincula a diversas cepas de coronavirus, adenovirus, enterovirus y del virus de la gripe.

¿Cómo Pueden los Cannabinoides Ayudar a Tratar la Tos y los Resfriados?

A pesar de todos nuestros mejores esfuerzos, y sin importar lo sanos que estemos, es casi imposible evitar que antes o después uno de esos 200 virus termine burlando los sistemas de defensa del cuerpo y cause un resfriado o tos. Cuando sucede eso, no hay mucho que se pueda hacer para curar la enfermedad – los virus del resfriado son tan numerosos y mutan tan rápido que desarrollar antivirales y vacunas eficaces es casi imposible.

Así que cuando nos resfriamos, es casi inevitable que tengamos que dejar que el virus siga su curso, y que nos sintamos en un estado significativamente insatisfactorio durante varios días. Sin embargo, hay varias maneras en las que podemos aliviar los síntomas de los resfriados y la tos – la miel, las gárgaras con agua salada, las gotas de solución salina, el ibuprofeno o el paracetamol pueden aportar beneficios antisépticos, analgésicos o antiinflamatorios, por ejemplo.

¿Y qué pasa con el cannabis? Hay una gran cantidad de pruebas que demuestran que diferentes compuestos del cannabis tienen un efectos antiinflamatorio y analgésico. Se sabe que el THC, el CBD, el CBC y el CBG ejercen diferentes grados de acción antiinflamatoria y analgésica, y hay un montón de terpenos y terpenoides en el cannabis con propiedades similares, tales como el linalol, el limoneno y el eucaliptol.

Además de esto, varios cannabinoides y terpenoides son conocidos por sus efectos relajantes, sedantes o contra la ansiedad. Durante los momentos de enfermedad, dichas propiedades pueden ser muy útiles para aumentar la sensación subjetiva de bienestar. Además, los resfriados comunes también pueden producir una pérdida del apetito en algunas personas, y se ha demostrado repetidamente que, en concreto, el THC presenta propiedades estimulantes del apetito.

Te recomendamos;Fumar marihuana es ahora muy frecuente entre las mujeres embarazadas

Cómo Utilizar Cannabis Durante un Resfriado

Cuando nos resfriamos, es posible que experimentemos congestión nasal y dolor en los senos, irritación y dolor de garganta, tos seca o de pecho y ojos irritados – y ninguno de estos síntomas mejora al fumar ninguna sustancia. Hasta vaporizar o el dabbing probablemente exacerbarían los dolores de garganta y la tos – incluso aunque estos métodos no suelen implicar tanto calor ni sean tan fuertes como lo es fumar.

Por esta razón, lo mejor es limitarse a los productos comestibles, tópicos y a cualquier otra cosa que no irrite la garganta ni los pulmones. Los caramelos duros infundidos con CBD o THC pueden ayudar a calmar la inflamación y el dolor de garganta. Por lo menos una empresa estadounidense, Jolly Meds, ofrece pastillas de THC-CBD con aceites de mentol y eucalipto añadidos para aportarles efectos calmantes y descongestionantes.

Loading...