China advierte a sus ciudadanos en Canadá no consumir marihuana legal

234

El gobierno chino ha emitido una advertencia a sus ciudadanos que radican en Canadá luego de que el Gigante Blanco pasó a la segunda fase de legalización del cannabis el jueves pasado, agregando comestibles y derivados. La declaración, emitida por el consulado chino en Calgary, al no poder impedir que los ciudadanos chinos compren o consuman la hierba, los aconsejó a “comprender completamente la nocividad de los productos de cannabis”.

China advierte a sus ciudadanos en Canadá no consumir marihuana legal

El rechazo chino de la marihuana incluso ha llegado a los oídos de la Casa Blanca. En junio, un funcionario de la Comisión Nacional de Control de Narcóticos de China dijo a los periodistas que la legalización del cannabis en Estados Unidos y Canadá ha provocado un aumento de 25 por ciento en el consumo de marihuana en China. Ante esto, el presidente Donald Trump respondió diciendo que China es responsable de “inundar” Estados Unidos con fentanilo ilegal.

Aunque Canadá legalizó la marihuana en octubre pasado, el país ha ido introduciendo paulatinamente la regulación de determinados productos de cannabis. La semana pasada, en el aniversario de su legislación, entraron en vigencia nuevas regulaciones para ciertos derivados del cannabis, incluidas las relacionadas con comestibles, bebidas, vaporizadores y productos tópicos.

Te recomendamos: ¿Mientras más rojos mis ojos es de mejor calidad la marihuana?

Los consumidores de cannabis enfrentan duras sanciones

Esta semana, China advirtió a sus ciudadanos contra los productos de THC en particular, y llevar el cannabis de vuelta al país en general. A principios de este verano, un hombre canadiense fue arrestado por cargos de drogas en Yantai, el caso más reciente en una serie de personas del país que se han encontrado en problemas en China por delitos similares.

Los ciudadanos chinos tienen buenas razones para prestar atención a su gobierno cuando se trata de enviar o traer cannabis de vuelta a casa. La pena de muerte es la sentencia máxima que puede imponerse por el tráfico de sustancias ilegales en China, y el país no se ha mostrado reacio a imponer el castigo más duro de todos. De hecho, un ciudadano canadiense se enfrenta actualmente a la ejecución luego de ser condenado por conspiración para contrabandear 489 libras (221 kg) de metanfetamina al país.

Si el gobierno cumple con esa sentencia (que está siendo apelada), no sería la primera vez que China ejecuta a un extranjero por tráfico de drogas ilegales. En 2014, el gobierno mató a un hombre japonés, así como a un correo filipino cuya familia pidió que su nombre permaneciera fuera de la prensa en 2013, y a Akmal Shaikh, de Gran Bretaña, en 2009. El año pasado, una estudiante universitaria estadounidense fue liberada después de cumplir ocho meses en una prisión china por cargos de tráfico de cannabis que resultaron ser falsos.

Las opiniones de China sobre la marihuana sin tolerancia son sorprendentes cuando se consideran en el contexto histórico. A principios de este año, los investigadores descubrieron 10 braseros rituales en una tumba del oeste de China que constituyen la evidencia más antigua conocida de que se fumaba cannabis. Se cree que los hallazgos datan de al menos 2,500 años.

Loading...