Combinación perfecta “cannabis y masaje” para un gran alivio del dolor

126

El cannabis y el masaje son terapias que se han utilizado desde hace miles de años para tratar problemas de salud como el dolor. Ambos resultan eficaces cuando se aplican por separado, pero algunos terapeutas están ahora empleándolos conjuntamente y declaran obtener resultados fantásticos.

Combinación perfecta  “cannabis y masaje” para un gran alivio del dolor

En un primer momento, esta pregunta podría parecer bastante extraña y no obtener respuesta, pero si indagamos un poco más resulta evidente que ambos podrían crear una relación complementaria para su uso en terapias.

«El Masaje» medicina para la mente y el cuerpo

El masaje es una terapia mediante la cual se manipulan los tejidos blandos del cuerpo de un paciente para tratar dolores y producir una sensación de relajación. Existen diversas técnicas de masaje, y cada una de ellas actúa de forma ligeramente distinta. Por ejemplo, los masajes suecos se basan en movimientos circulares y pequeños golpes. En cambio, los masajes de tejido profundo o masajes de punto gatillo trabajan a un nivel menos superficial en el tejido y se suelen emplear para descontracturar puntos de tensión en esas zonas.

Hay varias teorías acerca de los motivos por los que los masajes producen sus efectos. Uno de ellos se denomina «teoría de las compuertas», que señala que estas terapias consiguen inhibir las sensaciones de dolor enviadas al cerebro. Otras hipótesis defienden que el masaje potencia los niveles de endorfinas y serotonina en el cuerpo, desencadenando así estos efectos. En la actualidad, sigue sin estar claro el mecanismo por el que el masaje produce dichos efectos.

Un informe titulado Efectos de las Terapias de Masaje, publicado en la revista American Psychologist, analiza el tipo de tratamiento con mayor detalle. Recoge el pasado ancestral del masaje, afirmando que es en realidad una de las formas de tratamiento más antiguas del mundo, con gran importancia en las civilizaciones de China y Egipto y llegando a ser reconocido por Hipócrates como el «arte de frotar».

El autor del informe explica que «recientemente han surgido evidencias empíricas que respaldan que la terapia de masaje facilita el crecimiento, reduce el dolor, incrementa la lucidez, combate la depresión y potencia la función inmune». Se trata de una lista de efectos cuanto menos imponente, muchos de los cuales van más allá del alivio del dolor en el músculo concreto sobre el que se está trabajando.

Otro estudio científico, titulado «El impacto de la terapia de masaje sobre la funcionalidad en sujetos con dolor», analiza los problemas asociados al dolor y la función del masaje en ellos.

Te puede interesar: Según estudios: La marihuana afecta nuestros sueños

Loading...