Crea tus propias ‘Tinturas de Cannabis’

319

Las tinturas cannábicas son la mejor forma de aprovechar las propiedades psicoactivas y medicinales de la planta sin necesidad de fumar la marihuana. También conocidas como tinturas de ‘dragón verde o dorado’, se realizan a base de alcohol, y además de ser muy sencillas en su elaboración, son altamente eficientes para el tratamiento de síntomas como el dolor, las inflamaciones o problemas en la piel.

Crea tus propias ‘Tinturas de Cannabis’
‘Tintura de Cannabis’

Utilizadas como remedio medicinal desde el siglo XIX, las tinturas de marihuana están consideradas como una de las maneras más efectivas e inocuas para tratarse con cannabis síntomas de enfermedades tan complejas como el cáncer, la esclerosis múltiple, la fibromialgia, la esquizofrenia o la depresión.

Las tinturas se elaboran con alcohol de uso alimentario, que permite conservar las propiedades del cannabis intactas durante un largo periodo de tiempo, de incluso varios años, siempre y cuando se almacenen en un lugar fresco, seco y oscuro.

Ahora bien, aunque su preparación es muy sencilla, se han de tener en cuenta una serie de consejos para conseguir que el extracto obtenido guarde toda su pureza.

Los materiales

Antes de nada, debes contar con los ingredientes y utensilios imprescindibles para cualquiera de estas recetas:

  • Un tarro de cristal
  • Un colador
  • Alcohol etílico (de uso alimenticio)
  •  Y los derivados del cannabis

Para la elección del alcohol tendrás varias opciones. Por un lado, podrás utilizar una bebida con una graduación de alcohol en torno a los 40 % como es el vodka o el aguardiente o bien seleccionar un alcohol de vino, con graduaciones más elevadas. Si te decides por este último, deberás evaporarlo después de realizar la mezcla y antes de envasarlo, con el fin de reducir la concentración alcohólica. En cualquier caso, hay que asegurarse de que el alcohol sea apto para ingerir. 

De igual modo, podrás elegir diferentes partes de cannabis. Las flores son la mejor opción para obtener la máxima calidad en la tintura. Sin embargo, también podremos utilizar hojas, ramas y otros desechos de la planta.

Una vez que tengamos todos los ingredientes seleccionados, también podremos elaborar la receta de diferentes maneras, que principalmente se diferenciarán por el tiempo de maceración y el uso de las diversas temperaturas.

La ‘Green Dragon’

Esta forma de elaboración es la más común y utilizada, ya que, además de ser muy sencilla, con ella se obtiene una tintura de alta calidad.

  • Para ello, comenzaremos moliendo la flor (unos 30 gramos de cogollos será suficiente) hasta que consigamos que esté bien desmenuzada. En caso de que utilicemos hojas y ramas del cannabis, deberemos usar un triturador para picarlas lo máximo posible.
  • Una vez que lo tengamos listo, mezclaremos la marihuana con unos 300 ml de alcohol seleccionado en el frasco de cristal. Ahí lo dejaremos reposar durante 2 o 3 semanas, agitándolo una vez al día.
  • Tras ello, filtraremos el líquido con ayuda de un colador y lo guardaremos en otro tarro de cristal. Podrás evaluar la potencia con una pequeña dosis de 1 ml.

Algunos expertos realizan el proceso de descarboxilación antes de mezclarlo con el alcohol si quieren obtener más efectos psicoactivos con la tintura. En este caso, se deberá hornear previamente el cannabis a unos 160 ºC durante 30 minutos.

La ‘Maestro Wu’

En 2006, en el foro de la prestigiosa webcannabis.com, un conocido usuario llamado maestro Wu publicó una receta de tintura de cannabis actualizada. Esta receta se diferencia principalmente del método tradicional en el uso del calor, lo cual permite acelerar el proceso de extracción y concentración.

  • Con las mismas proporciones que la anterior receta, comenzaremos picando muy bien la flor.
  • A continuación realizaremos el proceso de descarboxilación.
  • Una vez listo, pasaremos a realizar la mezcla con el alcohol en el frasco de cristal. Es entonces cuando el maestro Wu propone cocinar a fuego lento al baño maría durante 20 minutos, para mejorar la calidad de la tintura.
  • Tras este tiempo, colaremos la mezcla y la podremos almacenar con el fin de utilizarla en el momento que queramos.

La ‘Rápida y Sencilla’

Ahora bien, también existen otras recetas mucho más sencillas para la preparación que, según apuntan los expertos, dan buenos resultados. En el siguiente caso, podremos preparar nuestra tintura con rapidez.

  • Para ello, tan solo será necesario mezclar unos 50 gramos de flor triturada con 500 ml de alcohol en un tarro de cristal, agitar durante 3 minutos seguidos y finalmente colarla.

En esta ocasión no es recomendable consumir al momento, sino que debemos dejarla en un frasco en un lugar seco y oscuro durante uno o dos días antes del primer uso.

También te sugerimos: Tinturas de cannabis: la forma más eficiente de consumir hierba

Además de poseer excelentes propiedades medicinales, la tintura cuenta con un sabor muy particular que permite aprovecharlo para darle un toque diferente a tus bebidas y comidas, por lo que puede incorporarse a zumos, sopas, helados, gelatinas, salsas o aderezo de ensaladas.

Las tinturas de cannabis están altamente valoradas como remedios medicinales eficientes para aquellos pacientes que no quieren fumar la hierba pero sí beneficiarse de sus propiedades. Ahora bien, el uso no solo se condiciona a que padezcas algún tipo de dolencia: también pueden usarse para disfrutar de la hierba de una forma diferente. ¿Te animas a probar?

Loading...