Cuatro formas de diferenciar entre un colocón mental y corporal

193

Muchas veces, el consumo de cannabis produce uno de estos dos efectos: coloraciones corporales y subidones. Si bien es difícil predecir el tipo de colocón que experimentará la primera vez que pruebe una nueva cepa o método de consumo, es algo más fácil diferenciar un colocón cerebral de uno corporal. A veces, los consumidores habituales probablemente hayan experimentado ambos.ccolocón mental y corporal

En términos generales, los colmos de la cabeza tienen que ver con la creatividad, encontrar las cosas divertidas o entrar en esos estados de ánimo de conversación. Los subidones corporales son relajantes y hormigueantes, quizás inspirando una de esas deliciosas siestas o acurrucándose con alguien.

No es siempre el caso para todas las personas, pero las sativas se asocian más a menudo con euforia mental y las índicas con euforia corporal.

Según Vice, el método de consumo también puede influir. «Cuando fumas, los cannabinoides van directamente a tus pulmones», dijo la publicación citando a la Dra. Laurie Holtzman. «Entran directamente en el suministro de sangre, en el cerebro, a través de la barrera hematoencefálica y luego te subes».

Los comestibles, por otro lado, están asociados con los colocones corporales. Aquí hay cinco formas de diferenciar el tipo de subidón de cannabis que se experimenta.

Los subidones corporales aumentan las sensaciones físicas

Los efectos corporales son conocidos por sus poderosos efectos relajantes. Esto puede hacer que el usuario sea menos funcional, lo que hace que los efectos corporales sean excelentes para ver películas tontas o disfrutar de una comida deliciosa. Es probable que una persona sea menos habladora, pero es posible que la esté pasando mejor.

Los subidones mentales alteran el estado de ánimo

Los subidones mentales a menudo resultan en un estado de ánimo más alegre, supuestamente con menos pereza involucrada. Eso hace que estos subidones sean perfectos para el uso diario, ya que es probable que las personas sean completamente funcionales con un brillo adicional de optimismo y energía. Los subidones mentales controlados son excelentes para hacer ejercicio o realizar actividades diarias con un toque emocionante.

Los subidones corporales son excelentes para tratar el dolor y promover la relajación.

Dado que los colocones corporales están tan centrados en el cuerpo, puede resultar una buena opción para las personas que experimentan algún tipo de dolor. También pueden mejorar la conciencia sexual y las sensaciones corporales.

Los subidones mentales son conversadores y creativos

Los subidones mentales son excelentes para situaciones sociales o creativas. Resultan en euforias parlanchinas o risueñas, tal vez ayudando a aliviar la ansiedad social y hacer que cada situación sea divertida y diferente. Las actividades creativas como pintar, escribir y más parecen resultar fáciles para las personas que saben cómo manejar este tipo de subidas.

Lee También: ¿Sigue siendo buena esa hierba? He aquí cómo comprobar

Loading...