«Aloe vera» ideal para proteger tu cultivo de cannabis

El aloe tiene infinidades de propiedades medicinales al igual que es nuestra mejor aliada para todo cuidar nuestro cultivo de cannabis. Esta planta suculenta y fascinante produce un gel viscoso lleno de nutrientes y compuestos protectores.

Aloe vera ideal para proteger tu cultivo de cannabis


Las personas que cultivan cannabis se está pasando a los métodos ecológicos para mejorar la salud del suelo, aumentar la biodiversidad del cultivo, mejorar las cosechas y sanar el medio ambiente en lugar de dañarlo.

El cultivo incluye el uso de una serie de especies de plantas para fertilizar las plantaciones, crear compost, clonar cepas, evitar plagas y atraer organismos beneficiosos. Una de estas plantas aliadas es el aloe vera, una especie que beneficia a la planta de cannabis de muchas maneras particulares.

Te recomendamos: Cómo recuperar los cogollos mojados

Aloe Vera

El aloe vera utilizado en muchos suplementos alimenticios y productos cosméticos. Como una especie de planta suculenta, es una planta perenne originaria de Arabia, y ahora crece de forma silvestre en climas tropicales de todo el mundo. Las personas hemos utilizado el aloe vera durante miles de años, y las pruebas de su uso se remontan al siglo XVI a. C. en el antiguo Egipto.

La planta presenta hojas grandes, gruesas y afiladas que contienen una sustancia parecida al gel. El gel, la piel de las hojas y las flores aportan numerosos beneficios para la salud. El aloe es tan útil para los humanos como para las plantas de cannabis.

Beneficios del aloe vera en las plantas de cannabis

Esta planta puede aportar grandes beneficios a las plantas de cannabis a través de una amplia gama de nutrientes, ayudando a que se defiendan de plagas y enfermedades, y mejorando el desarrollo de la raíz.

El aloe proporciona micronutrientes suplementarios a los cultivos, como magnesio, calcio, zinc y manganeso. La pulverización foliar es una forma efectiva de aplicar estos nutrientes a las plantas, ya que se absorben rápidamente a través de la superficie de las hojas.

También se puede usar para proporcionar aminoácidos como la lisina y la glutamina, y enzimas como la celulasa y la amilasa.


La absorción de nutrientes a través de las hojas hace que las plantas liberen exudados azucarados en la rizosfera. Estas moléculas de carbohidratos atraen a microorganismos beneficiosos, como los hongos micorrícicos, que ayudan a las plantas a absorber los nutrientes.