Pakistan Chitral Kush, pura elegancia

Aunque variedades de cannabis que producen cogollos de color morado/púrpura existen desde hace mucho tiempo, pocas han causado tanta sensación como la Pakistan Chitral Kush. Los motivos son varios, empezando porque en un momento en donde los híbridos dominan casi absolutamente el mercado de semillas mundial, encontrarse con una índica pura de su calidad es algo sensacional.

Su fama comienza hace aproximadamente unos 10 años en los foros de esta web. Aeros, antiguo forero y fundador de Tropical Seeds, enseña algunas fotos del material genético con el que decidió arrancar su aventura. Sativas congoleñas, nepalíes… y una espectacular índica pakistaní de impresionante color morado. Incluso el hash que de ella se obtenía, conservaba el color morado.

Fue entonces cuando el nombre de Pakistan Chitral Kush comenzó a ser objeto de deseo de todo cultivador, en unos momentos donde las variedades de color morado eran muy poco frecuentes. Y aunque fue la base para la creación de varios híbridos tan impresionantes como Smooth Smoke, Bisho Purple o Afrokush por parte de Tropical Seeds, para encontrarla en estado puro hubo que esperar a que Cannabiogen la sacase a la venta.

Pakistan Chitral Kush forma parte de la gran colección genética de Cannabiogen, compuesta por variedades puras que difícilmente se pueden encontrar hoy en día. Sus orígenes se remontan a una landrace pakistaníes del Valle de Chitral, por donde discurre el río Kunar. Chitral es famosa en el mundo por producir uno de los mejores hachises de Pakistán. Comenzó a trabajarse en España a mediados de los años 90. Y durante cinco generaciones, ha sido seleccionada y reproducida para buscar las plantas que mejor expresasen el fenotipo hashplant pakistaní.

Es una planta de tamaño medio, estructura cónica y no tan robusta como las índicas afganas. Sus ramas son abundantes terminando en una larga apical. Las hojas son tienden a ser pequeñas, de 9 peciolos anchos de un color verde intenso. Cabe destacar que es una variedad que cuenta con dos fenotipos. Uno de ellos verde, y el más llamativo de todos, el morado, que ofrece tonos que pueden ir del rosa fucsia al morado intenso casi negro. Incluso las hojas próximas a los cogollos adquieren esta pigmentación tan espectacular.

Te puede interesar: Alemania | Revelan gastos de compra de cannabis medicinal

Ambos fenotipos se adaptan muy bien a cualquier clima, son muy fáciles de cultivar y sobretodo resistentes. El feno morado es el más buscado. Su aroma es como a frutas del bosque o fresa, realmente delicioso. El feno verde en cambio presenta toques a musgo, tierra, caramelo y hachís, además de ser más productivo que el morado. En cualquier caso, la producción de resina es algo fuera de serie.

En cuanto a los efectos, no es una variedad muy potente. También el feno verde muestra unos efectos algo superiores, en cualquier caso, siempre muy placenteros y relajantes, lo que cabe esperar de una buena índica. Además, es una variedad que se ha empleado mucho por criadores de muchos bancos de semillas para ofrecer variedades de colores púrpura, donde aparte del color, heredan su buena producción de tricomas y el sabor del feno morado.

Te recomendamos: Cannabis medicinal: Logran las primeras germinaciones para propagar plantas