Variedades de leyenda: Neville’s Haze

De todos los híbridos Haze de la historia, sin duda uno de los más espectaculares es la Neville’s Haze. Forma junto a Jack Herer, Super Silver Haze, Silver Haze y NL#5xHaze un selecto grupo de variedades que su nexo en común es la Haze original de los 70, además de los numerosos premios que han ido cosechando individualmente a lo largo de los años.

La Neville’s Haze o “Haze de Nevil” es un homenaje de Shantibaba, dueño y breeder de Mr Nice, a Nevil Schoenmakers, uno de los criadores más importantes de la historia, que conoció y con quien trabajó en Greenhouse Seeds. Muchas de las variedades actuales, están de algún modo ligadas a él. Fundador de The Seed Bank, uno de los bancos de semillas pioneros de Holanda, tuvo acceso a algunas de las primeras genéticas que a mediados de los 80 llegaron desde Estados Unidos a Holanda.

Entre ellas estaban Haze y Skunk, que llegaron de manos de su criador Sam Skunkman. Además contaba con alguna genética que consiguió en algunos viajes a Estados Unidos como Northern Lights o G13. Sam le cedió unas semillas de su Haze con la condición de que no la reprodujese y la comercializase, cosa que más tarde no cumpliría. Pero a su favor, que sin aquella pequeña traición no estaríamos disfrutando de muchas de las variedades actuales.

Neville’s Haze nace como decimos como un homenaje a Nevil, sin duda quien mejor ha trabajado la Haze. Se podría definir como una Haze domesticada, menos salvaje gracias a la introducción de genes de índica Northern Lights. La combinación exacta es una madre Northern Lights #5 x Haze con un macho Haze de su colección genética personal. El resultado es un híbrido con un 75% de dominancia sativa.

Pese a ser mucho más fácil de cultivar que la Haze incluso en interiores, éso no significa que sea una variedad para todos los cultivadores. Los primero es que hay que tener paciencia ya que el período de floración no bajará de las 14 semanas. Después, que bajo luces artificiales su crecimiento sigue siendo de sativa, lo que requerirá de ciertas habilidades por parte del cultivador para saber tratarla.

Te puede interesar: Cuidados de una planta madre para que dure muchos años

Su aspecto es de sativa Haze pero un poco más compacta. Sus hojas son afiladas, los internudos espaciados y las ramas flexibles y largas, con una estructura generalmente de árbol de navidad. Desde los primeros días de floración, rezuma el clásico aroma inciensado con matices cítricos característicos de esta variedad. Es un sabor muy de vieja escuela que tiene muchos consumidores a favor y también muchos en contra.

Los efectos son poderosos y electrizantes, muy cerebral y poco física. Su influencia índica apenas se percibirá en su bajada lenta y calmada, pero no es para nada narcótica. Es una variedad para divertirse, reír, salir de fiesta, leer, hacer deporte… en general para disfrutar de cualquier tipo de actividad a lo grande.

Fuente: La Marihuana

Te recomendamos: Conoce los beneficios de las ortigas a las plantas de cannabis