Cannabis y el mundo de la belleza

El mundo de la belleza no para de sorprendernos. Un nuevo ingrediente, el cannabis, está revolucionando el cuidado corporal y capilar en forma de productos todoterreno, listos para convertirse en protagonistas de nuestra rutina de cuidado de la piel y el cabello. Y es que este producto estrella, conocido por sus múltiples beneficios para reducir el estrés y aliviar el dolor en el espacio del bienestar, parece tener también una destreza increíble cuando se emplea como uso tópico para estimular la piel.

Sí, el aceite de cannabis, que proviene de la marihuana, tiene múltiples beneficios para la piel y el cabello. Y es algo que la sabiduría popular lleva aprovechando desde hace 5.000 años. En el terreno de salud y dermocosmética no se hizo visible hasta alrededor de 1940, cuando estando aún prohibido, había un elixir de cannabis en cada botiquín o tocador. La razón era obvia: reducía la inflamación y el dolor como ninguna otra cosa.

Fortalece el cabello y estimula su crecimiento

El cannabis contiene vitamina E, que promueve la regeneración celular. Además, la proteína le aporta elasticidad y suavidad. Reconstruye el cabello dañado gracias a los ácidos grasos indispensables y hace que la melena sea más brillante y sedosa.

Nutre el cuero cabelludo

El ácido gamma linolénico, conocido como uno de los aceites grasos que componen el cannabis, hidrata y combate la sequedad. Por si fuera poco, también contribuye a eliminar problemas derivados como la caspa.

Piel suave y melena libre de encrespamiento

“La mezcla de aceites prodigiosos como el aceite extraído de las semillas de Cannabis Sativa y el aceite de Jojoba, da como resultado es una piel suave e hidratada”, aseguran desde My.Organics. Esta es excelente también para el pelo, ya que actúa como anti-frizz y previene el crecimiento de las puntas abiertas. Se adapta a todo tipo de pieles y cabellos, incluso a los más exigentes.

Protege la piel de eczemas, sarpullidos y psoriasis

El cannabis ayuda a crear células nuevas en la barrera natural para proteger las capas inferiores de nuestra piel. Gracias a su excelente contenido de antioxidantes, que ayudan a calmar la inflamación, el aceite de cannabis tiene el potencial de tratar problemas como eczemas, sarpullidos y psoriasis.

Combate el envejecimiento

Para limpiar la piel delicadamente puedes usarlo en forma de jabón orgánico. “Gracias a los ingredientes activos extraídos de las semillas Cannabis Sativa, la manteca de karité y su valiosa mezcla rica en aceites vegetales orgánicos, este producto multiusos tiene un efecto calmante y combate el envejecimiento promoviendo la regeneración celular”, dicen los expertos. “Su olor, además, resulta muy agradable y relajante”.

Elimina el acné

La inflamación es la causa principal de numerosos problemas de la piel, desde el acné hasta la rosácea. Debido a las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes naturales del cannabis, su uso puede reducir la hinchazón e incluso aliviar el dolor rápidamente. Sin acné, la piel adquiere asimismo una apariencia más juvenil. El cannabis es una solución ‘todo en uno’ capaz de abordar todos los grandes problemas de la piel del rostro simultáneamente.

Fuente: Cannabis Magazine

Te recomendamos: ¿El cannabis es radiactivo?