Evidencia arqueológica demuestra que se consumía marihuana hace más de 2500 años

Posiblemente se hayan encontrado una de las evidencias arqueológicas de que muy antiguamente se fumaba marihuana. Hace 2.500 años entre China y Tayikistán. Los resultados acaban de ser publicados por la revista Science Advances.

El análisis fitoquímico indica que las plantas de cannabis se quemaron en braseros de madera durante las ceremonias mortuorias en el cementerio Jirzankal, 500 años antes de Cristo, y en la región oriental de Pamir. La cordillera del Pamir es una gran cordillera asiática, y una de las más altas del mundo. Está situada entre los límites de Asia central y meridional y al este del Himalaya junto al Tíbet, conocida en tiempos victorianos como el Techo del Mundo.

Investigación internacional liderada por China

La investigación internacional ha sido dirigida por China y ha descubierto la prueba sólida con más antigüedad de que se fumaba marihuana por sus propiedades psicoactivas. Hace 2.500 años, algunos habitantes de las montañas de Asia central ya fumaban marihuana. Probablemente quemaban el cannabis en un cuenco y aspiraban el humo durante rituales funerarios.  Era la forma en que se intentaba comunicar con los muertos o con sus dioses.

Es lo que sugiere la investigación internacional liderada desde la Academia China de las Ciencias y en la que también estaban investigadores del Instituto Max Planck (Alemania). En ella se ha hallado la prueba sólida más antigua del consumo de cannabis por sus propiedades psicoactivas; un cuenco antiguo de madera y que contenía piedras. El descubrimiento arqueológico estaba situado en el cementerio de Jirzankal (oeste de China) en la cordillera del Pamir, en la frontera entre China y Tayikistán. Los resultados se publicaron esta semana en la revista Science Advances.

Durante más de 5.000 años se cultiva esta planta

El cannabis se ha cultivado desde hace 5.000 años por la riqueza del aceite de sus semillas. También para la obtención de fibra de calidad de la planta. Hasta ahora se desconoce cunando se comenzó a utilizar por su psicoactividad.

El descubrimiento llega después del análisis de los restos de diez quemadores hechos de madera que contenían piedras.  Y además de los signos evidentes de quemaduras. Los quemadores o cuencos fueron encontrados durante unas excavaciones. Los esqueletos también encontrados en el lugar de la excavación, tienen características que se asemejan a las de los pueblos actuales del occidente de Asia Central.

Otro dato sobre estos esqueletos, es que los investigadores comprobaron que no todos ellos pertenecían a la región donde fueron enterrados. Y, así corroborando la idea de que los puertos de montaña de gran altitud de Asia Central y Oriental desempeñaron un papel clave en los primeros intercambios de Eurasia.

Historiadores dicen que su consumo psicoactivo comenzó en Asia Central

Muchos historiadores sitúan el origen del uso fumado de marihuana en las antiguas estepas de Asia Central, basándose en un pasaje de un texto de finales del siglo I antes de Cristo obra del autor griego Herodoto, dicen los investigadores.

En 2016 arqueólogos de la Academia China descubrieron lo que era el entierro de un hombre de 35 años en el oasis de Turfán, en la misma región de Sinkiang y de la misma época. La momia encontrada, en esta ocasión estaba en una cama de madera con una almohada de caña y trece plantas de cannabis sobre su pecho. “Hay conexiones claras entre Turfán y Jirzankal”, señala el investigador, “está claro que tenían un sistema de creencias compartido por esas personas”. Qué se fumaba marihuana desde hace muchos siglos ya se sabía, pero este descubrimiento podría acercarnos a las fechas más cercanas cuando dio comienzo el uso por su psicoactividad.

Te recomendamos: ¿Sabes qué es una pálida de cannabis?