¿Fumar o comer marihuana? Descubre ahora las diferencias

En este post te contamos las principales diferencias entre fumar o comer marihuana. ¿Adivinas qué es mejor y más saludable? Tanto si usas cannabis terapéutico como recreativo, todo ésto deberías conocerlo:

1. El THC no se absorbe igual

Los cannabinoides ingeridos, se metabolizan de diferente modo que inhalados. El THC es metabolizado por el hígado, que lo transforma en 11-hydroxy-THC. Éste es un metabolito activo y muy eficaz a la hora de penetrar la barrera hematoencefálica. Ésto significa unos efectos más intensos y elevados.

Cuando los cannabinoides se inhalan, sufren un proceso de metabilización distinto. El THC viaja directo al cerebro, sin antes pasar antes por estómago e hígado. Éste es el motivo por el cual los efectos de la marihuana fumada o vaporizada son más rápidos, pero también descienden a una velocidad alta.

2. Efectos y duración

La marihuana ingerida tiene unos efectos más retardados. Los cannabinoides se metabolizan como hemos dicho de diferente manera, y hasta pasada una hora no se suelen notar sus efectos. En ocasiones, hasta 2 horas después de ingerir marihuana. La duración también puede ser de varias horas. Los efectos generalmente son más fuertes y corporales.

La marihuana fumada ofrece concentraciones más bajas de cannabinoides en el torrente sanguíneo. Mientras que, comiendo marihuana, entre el 50% y el 60% de los cannabinoides son introducidos en el torrente sanguíneo, cuando se fuma sólo se introduce del 10% al 20%. Por lo tanto, los efectos no son tan intentos. Muestran un pico alto durante los 10 minutos iniciales, que se reducen considerablemente durante los 20-50 minutos siguientes.

3. Los comestibles en dosis altas son más peligrosos

Partiendo de la base de que la marihuana es una sustancia segura, cuando se come existen ciertos riesgos que conviene tener en cuenta. Llega a ser bastante complicado determinar el contenido de THC de un comestible. Y por lo anterior dicho sobre sus efectos retardados, no es complicado consumir una dosis más elevada de lo normal. Los efectos en estos casos llegan a ser desagradables, pero nada graves ya que desaparecen con en poco tiempo.

Te puede interesar: La falta de sueño tiene efectos similares al consumo de cannabis

La marihuana fumada y sus efectos instantáneos, hace que el propio cuerpo avise en caso de exceso. Todo ésto tras un breve espacio de tiempo. Y en caso de pasarse, los efectos también desaparecerán más rápido que cuando se ingiere.

4. Fumar o comer marihuana, ¿qué es más sano?

Fumar marihuana, desde luego es más perjudicial que comerla. De entrada, partimos de todos los tóxicos que se crean durante la combustión y que directamente terminan en nuestros pulmones. Cuando los fumadores la mezclan con tabaco, los tóxicos aumentan. Técnicamente, vaporizar no es fumar, y sí es también una alternativa de consumo saludable.

En cambio, cuando se cocina con marihuana, lo peor que podemos encontrarnos es los ingredientes con la que la mezclemos. Si estos son de calidad, resulta en una alternativa de consumo saludable y de gran calidad. Además de que cuando hablamos de usos médicos, sus efectos más prolongados proporcionan un alivio más duradero.

Te recomendamos: Marihuana: ¿Puede su consumo realmente provocar otras adicciones más graves?