Estudio revela que el vapear está relacionado con el consumo de marihuana

Según un estudio publicado en días recientes, es más probable que los jóvenes que usan vaporizadores consuman marihuana.

“Los adolescentes tienen un cerebro que todavía está cambiando y desarrollándose”, dijo el doctor Nicholas Chadi, autor principal del estudio, quien realizó la investigación como becario en medicina de adicciones pediátricas en el Boston Children’s Hospital y la Facultad de Medicina de Harvard.

Cuando un cerebro joven está expuesto a una sustancia adictiva como la nicotina, “tiende a sensibilizarse a otras sustancias; tiende a buscar una sensación emocionante y gratificante”, dijo Chadi. “Y entonces otras sustancias como la marihuana se vuelven más atractivas”.

La investigación, publicada en la revista médica JAMA Pediatrics, analizó más de 20 estudios preexistentes de personas de entre 10 y 24 años. La revisión encontró que las probabilidades de consumo de marihuana eran 3,5 veces más altas en las personas que vapeaban en comparación con las que no lo hicieron.

Ese enlace sugiere que “los cigarrillos electrónicos realmente deben considerarse en la amplia categoría de sustancias adictivas y dañinas”, dijo Chadi, quien ahora es profesor asistente en la Universidad de Montreal.

“No podemos pensar en los cigarrillos electrónicos como una alternativa menos dañina a los cigarrillos”, dijo, en parte porque “al igual que los cigarrillos, los cigarrillos electrónicos aumentan el riesgo de usar marihuana y la marihuana, sabemos, tiene varias implicaciones y consecuencias negativas para la salud en los adolescentes”.

El consumo de drogas en adolescentes se asocia con disminuciones en la inteligencia y la función mental que persisten en la edad adulta, según algunos estudios, y la marihuana se ha relacionado con la psicosis, que puede incluir alucinaciones y delirios.

El estudio analizó la correlación, no la causalidad

Los estudios incluidos en la nueva revisión buscaron la correlación, no la causalidad, lo que significa que los investigadores no pudieron probar que los cigarrillos electrónicos causaron directamente un aumento en el consumo de cannabis. Pero cuando se trata de averiguar por qué el consumo de marihuana aumentó constantemente en aquellos que vapean, Chadi dijo que “es difícil para mí encontrar una mejor explicación”.

“Una hipótesis razonable”, dijo, “es que el uso de cigarrillos electrónicos podría causar al menos una parte de ese mayor riesgo de usar marihuana”.

La mayoría de los 21 estudios incluidos en la revisión se ajustaron por género, edad, raza y estado socioeconómico, dijo Chadi. La investigación funciona mejor “ajustando todos esos factores y repitiendo el mismo estudio en diferentes partes del mundo y usando diferentes diseños”, dijo.

“Mientras más veces lo hagas, menos posibilidades tendrás de encontrar una asociación que no sea cierta”, agregó.

En comparación con los adultos jóvenes de entre 18 y 24 años, los adolescentes menores de 17 años también eran más propensos a usar marihuana si fumaban, según la revisión. “La relación parecía ser más fuerte en las personas más jóvenes en comparación con las personas mayores”, dijo Chadi. Eso tiene sentido, dijo, porque “un cerebro más joven es más vulnerable a los efectos de las sustancias en general”.

Si un adolescente más joven está expuesto a los cigarrillos electrónicos, “esperaría que hubiera un mayor riesgo de que usaran marihuana, en comparación con un adolescente mayor o un adulto joven que podría tener un cerebro más desarrollado y no ser tan sensible a los efectos negativos de la nicotina “, agregó.

Los cerebros en desarrollo son más vulnerables, dicen los expertos

Los expertos han advertido previamente que la nicotina cambia el cerebro, interfiriendo con el desarrollo hasta aproximadamente los 26 años.

Adam Leventhal, director del Laboratorio de Salud, Emoción y Adicción de la Universidad del Sur de California, dijo a CNN a principios de este año que “existe la preocupación de que el cerebro adolescente sea más vulnerable a los efectos adictivos de la nicotina”.

Agregó que “los circuitos que subyacen al placer y la búsqueda de experiencias novedosas y agradables se desarrollan mucho más rápido que los circuitos que promueven la toma de decisiones, el control de los impulsos y el pensamiento racional”.

El mejor médico de la nación también intervino. El ex cirujano general Dr. Vivek H. Murthy, en un informe de 2016, dijo que “en comparación con los adultos mayores, el cerebro de los jóvenes y adultos jóvenes es más vulnerable a las consecuencias negativas de la exposición a la nicotina”.

El vínculo entre la nicotina y la marihuana no es nuevo. Un estudio publicado el año pasado, por ejemplo, encontró que los adolescentes que fumaron y usaron narguile tenían hasta cuatro veces más probabilidades de consumir marihuana más tarde.

Algunos adolescentes ponen cannabis en cigarrillos electrónicos, y casi 1 de cada 11 estudiantes de secundaria y preparatoria dicen que han consumido marihuana, según un informe publicado el año pasado.

Si bien más de dos docenas de estados han legalizado la marihuana de alguna manera, ya sea para uso médico o recreativo, Chadi advirtió que la droga no está exenta de riesgos, especialmente en los jóvenes. Puede afectar la memoria, el aprendizaje y el funcionamiento de alto nivel, dijo, y “esos son riesgos que no desaparecen”.

Te recomendamos: ¿Cómo contrarrestar los efectos de la marihuana?