Diferencias entre comer marihuana y fumarla

275

Fumar marihuana tiene efectos bastante previsibles y son más fáciles de controlar. Los alimentos pueden provocar efectos bastante intensos, que a algunos les encantan, pero su aparición es menos predecible.

Hoy en día hay cientos de métodos de consumo de cannabis para garantizar que las cantidades deseadas de cannabinoides lleguen a tu flujo sanguíneo.

Las dos formas principales de alcanzar esto consisten en la inhalación del humo de la combustión de la hierba a través de diferentes mecanismos, como una pipa, porro etc. o mediante la ingesta de diversos alimentos preparados con cannabis.

Diferencias

Cualquiera que haya fumado hierba y comido alguna vez algún alimento con cannabis, será consciente de la diferencia de potencia que se aprecia. Los alimentos tardan más en actuar, pero cuando lo hacen, sus efectos pueden ser mucho más potentes.

Quizás te preguntes por qué comer alimentos a base de marihuana tiene mayor efectos que al fumarte un porro, la respuesta es que el efecto depende de la forma en que los cannabinoides son absorbidos por el cuerpo.

Cuando se fuma o se vaporiza, el THC sigue una ruta mucho más directa hacia el cerebro. Cuando se ingiere, el THC presente en el cannabis se metaboliza en el hígado, donde se convierte en 11-hydroxy-THC. Este metabolito tiene una gran capacidad para atravesar la barrera hematoencefálica y por lo tanto provoca un efecto mucho más intenso y potente.

Te sugerimos| ¿Cuál es la relación de la marihuana con la dopamina?

Duración y potencia

Cuando fumas, los efectos se pueden sentir casi inmediatamente tras la primera calada. Dependiendo de la variedad y la cantidad que hayas fumado, podría tratarse de un efecto relajante, eufórico, creativo o incluso vigorizante. Estos efectos empiezan a reducirse y desaparecen en la siguiente hora, aproximadamente.

Con los alimentos es totalmente diferente. Dado que los alimentos se someten a un proceso más largo en el cuerpo hasta que se dejan sentir, pueden pasar entre media hora y dos horas hasta que los efectos psicoactivos hacen acto de presencia y son perceptibles. los efectos pueden durar hasta varias horas.

Loading...