El cannabis deja $139 millones en Canadá tras su legalización

Tras la legalización de la marihuana en Canadá se han reportado en las instituciones públicas 139 millones de dólares estadounidenses entre octubre de 2018 y marzo de 2019, según datos dados a conocer el pasado miércoles.


El organismo público canadiense Estadísticas Canadá (EC) destacó que las provincias canadienses han recaudado 132 millones de dólares en impuestos, mientras que el Gobierno federal ha recogido la cantidad restante.

En el 2017 Canadá se convirtió en el primer país industrializado en legalizar el consumo de mariguana para los mayores de edad con reglas similares a las de la venta de alcohol. Cada una de las 10 provincias del país establece la edad mínima de consumo, así como los impuestos con los que grava la comercialización y venta de los productos de cannabis.

Aumentan los impuestos

En provincias tales como Alberta, los impuestos son sólo del 5% mientras que en las áreas del Atlántico del país la cifra asciende al 15%. Además, la mariguana está sujeta a impuestos especiales que gravan su consumo.


La EC mencionó que los impuestos especiales a la mariguana aumentaron 12.4 % en el primer trimestre de 2019 en relación a los de los últimos tres meses de 2018, debido al incremento de las ventas de productores de marihuana a los establecimientos autorizados para su venta al consumidor final.


Hoy en día, los impuestos especiales del cannabis suponen un dólar extra por cada gramo. De esta cifra, 25% va a parar a las insttuciones federales y el resto, a las provinciales.

Aumentan ventas en el mercado negro

Los impuestos a la mariguana legal están haciendo que muchos consumidores de cannabis sigan recurriendo a la compra de mariguana por el llamado mercado negro.

Los datos aportados por Estadística de Canadá relatan que, mientras que el precio medio de un gramo de mariguana legal en Canadá es lo equivalente a 7.5 dólares, en el mercado negro el precio es de 4.8 dólares estadounidenses.

El pasado mes de mayo, el Gobierno canadiense indicó que 5.3 millones de canadienses, alrededor de 18% de los canadienses mayores de 15 años, habían consumido cannabis en los tres meses anteriores, uno por ciento más que el año anterior.

Cerca de 47% de los consumidores cannabis, alrededor de 2.5 millones de personas, obtuvieron el cannabis de fuentes legales en los tres primeros meses de 2019.