El CBD y sus efectos secundarios: todo lo que debes saber

628

Con toda la atención que el CBD ha estado recibiendo, es muy fácil encontrar información sobre todos sus beneficios. Sin embargo, ¿qué hay de sus efectos secundarios? ¿Acaso tiene alguno?

El CBD y sus efectos secundarios: todo lo que debes saber

Para conocer los efectos secundarios del CBD no es suficiente revisar la evidencia científica, sino también los informes anecdóticos de sus consumidores. Por supuesto, analizando ambas fuentes encontramos que los efectos secundarios del aceite de CBD son generalmente menores y, para la mayoría de las personas, los beneficios superan con creces los informes poco frecuentes de incomodidad.

Vale la pena señalar que incluso el cannabis psicoactivo, mejor conocido como marihuana, también se considera extremadamente seguro, contrario a lo que el gobierno quiere que creamos. Es tan seguro que es básicamente imposible que un humano adulto ingiera una dosis fatal, aunque ciertamente hay personas que pueden sentirse muy enfermas por comer o fumar demasiado. No obstante, hay muchas razones para creer que los extractos de CBD de las plantas de cáñamo son tan seguros (o incluso más), que las cepas psicoactivas de cannabis.

En general, la evidencia sugiere que, al igual que con cualquier suplemento para la salud, la calidad y la fuente del aceite de CBD pueden marcar una gran diferencia cuando se trata de efectos secundarios. De hecho, muchas experiencias desagradables del CBD por parte de los consumidores podrían deberse principalmente a impurezas o aceite de CBD de baja calidad, como veremos más adelante en este artículo.

La guerra contra las drogas perjudica la investigación sobre el cannabis y el cáñamo

Debido al estigma asociado a la guerra contra las drogas, la investigación abierta y gratuita sobre el cáñamo y su pariente cercano, la marihuana, apenas está comenzando de muchas maneras.

Por mencionar un ejemplo, el primer estudio sobre los beneficios del cannabis en veteranos con trastorno de estrés postraumático (que no podría ser tratable con otras sustancias) comenzó en 2017, y solo después de que los investigadores involucrados lucharan durante años contra la burocracia y criminalización, poniendo en riesgo incluso sus carreras para promover el necesidad de esta investigación vital. Afortunadamente, su trabajo (y el de otros como ellos), ha comenzado a remover los obstáculos que impiden la investigación científica.

El cáñamo ahora cuenta con el respaldo de la Ley Agrícola 2018, que legalizó el cultivo y las ventas de cáñamo en Estados Unidos, así como la producción de sus derivados como el aceite de CBD. Esto debería abrir aún más el camino para la investigación sobre los beneficios y las propiedades del cáñamo en todas sus formas. Si bien a continuación resumiremos algo de lo que hemos encontrado sobre los efectos secundarios del CBD, esperamos ver mucha más investigación en este campo durante los próximos años.

La investigación sobre el aceite de CBD revela pocos efectos secundarios

Aunque la investigación médica aún se encuentra en sus etapas preliminares, los científicos han dedicado un esfuerzo considerable a demostrar que el aceite de CBD es seguro para el consumo humano.

Un estudio publicado en 1986 en el International Journal of Neuroscience, examinó los efectos del aceite de CBD en 5 pacientes con trastornos del movimiento distónico (temblores musculares y otras formas de movimientos incontrolables). Los efectos secundarios del aceite de CBD “fueron leves e incluyeron hipotensión [presión arterial baja], boca seca, lentitud psicomotora [pensamientos o movimientos lentos], aturdimiento y sedación”, de acuerdo con Paul Consroe, Reuven Sandyk y Stuart R. Snider, autores del estudio.

Según este estudio, el CBD parecía ayudar a las personas con su distonía, pero podría haber empeorado un poco los síntomas de la enfermedad de Parkinson (que se encontraba presente en dos de los sujetos del estudio). Sin embargo, otra investigación más reciente ha encontrado que el CBD puede beneficiar a los pacientes de Parkinson.

Una investigación de 8 voluntarios sanos y 15 pacientes con epilepsia, publicada en 1980 en Pharmacology, analizó los efectos secundarios del CBD cuando se consume diariamente durante un mes, revelando que “todos los pacientes y voluntarios toleraron el CBD muy bien y no se detectaron signos de toxicidad o efectos secundarios graves en el examen”, escribieron los investigadores, quienes también encontraron que el CBD puede ayudar a algunas personas con epilepsia.

Te recomendamos: Estudio revela que el CBD podría reducir el consumo de cocaína

Consumir dosis más altas de CBD no causa toxicidad

En 2006, un grupo de investigadores que estudiaron los beneficios potenciales del CBD en el tratamiento de la psicosis y la ansiedad, analizaron varios estudios sobre la seguridad del aceite de CBD y resumieron sus hallazgos en un artículo publicado en la revista brasileña Journal of Medical and Biological Research. Al señalar que la seguridad del CBD se probó por primera vez a través de la investigación en animales, los científicos agregaron:

“La administración aguda de CBD por vía oral, inhalatoria o intravenosa no indujo ningún efecto tóxico significativo en humanos. Además, la administración crónica del CBD durante 30 días a voluntarios sanos, en dosis diarias que varían de 10 a 400 mg, no logró inducir ninguna alteración significativa en los exámenes neurológicos, psiquiátricos o clínicos. Finalmente, en pacientes que padecen la enfermedad de Huntington, las dosis diarias de CBD (700 mg) durante 6 semanas no indujeron ninguna toxicidad. Por lo tanto, confirmando los resultados de los estudios en animales, los datos clínicos disponibles sugieren que el CBD puede administrarse de manera segura en un amplio rango de dosis”.

Un estudio de 2007, publicado en Phytomedicine, descubrió que el CBD, junto con otras sustancias similares, incluido el THC (el principal ingrediente activo del cannabis psicoactivo), tiene potencial como anticoagulante, por lo que las personas con enfermedades como la hemofilia (quienes tienen problemas con la coagulación de la sangre) deben usar con precaución estas sustancias.

Loading...