El Cannabis, un buen aliado para la depresión

275

Según la Alianza sobre Políticas de Drogas (Drug Policy Alliance), el 42% de los estadounidenses han consumido cannabis por lo menos una vez en su vida. Con esa cifra, se estima que la marihuana es la droga ilícita más consumida en Estados Unidos. En 2004, las Naciones Unidas estimaron que 162 millones de personas o, lo que es lo mismo.

El Cannabis Ayuda a tratar la Depresión

El cannabis es menos nocivo que el tabaco o el alcohol. La planta del cannabis ha sido utilizada desde la antigüedad por el cáñamo, su aceite, y sus fines tanto médicos como espirituales y recreativos, y proviene del Sur y el Centro de Asia. Está calificado como depresor, pero muchos usuarios destacan sus efectos estimulantes.

Un estudio del Instituto de Medicina (IOM) de 1999 estableció que menos de un 10% de los usuarios de la marihuana son dependientes. Este estudio también descubrió lo siguiente:

  • Dependencia al tabaco de un 32%
  • Dependencia al alcohol de un 15%

El cannabis ha sido considerado como una droga de entrada por parte de los que oponen su despenalización, pero muchos estudios han descubierto que se trata de una asunción falsa. La mayoría de personas que consumen cannabis lo hacen de forma ocasional y lo enumeran como única droga ilícita que utilizan.

El cannabis como estabilizante del estado de ánimo

Muchas personas empiezan a consumir cannabis para estabilizar su estado de ánimo después de haber probado otros tratamientos. Drogas sintéticas, terapia de luz, acupuntura y psicoterapia, todo el mundo las prueba para tratar una depresión o un desorden bipolar.

Las drogas que regulan los niveles de serotonina en el cerebro han demostrado ser de ayuda para personas que sufren depresión. No obstante, las mismas drogas pueden resultar peligrosas para personas que tienen un desorden bipolar.

Demasiada serotonina puede provocar un episodio de manía. En cambio, el cannabis ha demostrado ser capaz de disminuir los episodios maníacos y equilibrar los bajones de depresión.

Menos efectos secundarios

Uno de los motivos más importantes citados por las personas que utilizan el cannabis para regular su estado de ánimo es su falta de efectos secundarios cuando lo comparamos con medicamentos empleados para tratar los mismos síntomas. Algunos de los efectos secundarios de la medicación incluyen una sequedad bucal, cansancio, aumento de peso, insomnio y falta de apetito sexual.

A pesar de que el cannabis a veces pueda causar sequedad bucal, sus efectos secundarios siguen siendo mucho menores a los de los medicamentos recetados.

Cannabis y Depresión

Se estima que la depresión le cuesta a la economía americana 47 mil millones de dólares tanto en costes de sanidad como en falta de productividad. 18 millones de personas sufren depresión. La enfermedad suele estar presente en las familias y puede estar causada por:

  • Pérdida de trabajo y estrés financiero
  • Muerte de un ser querido
  • Enfermedad crónica o debilitante

El cannabis ha demostrado poder ayudar a personas que sufren una depresión leve o moderada y a veces se utiliza en combinación con fototerapia y terapia conductual. Ha llegado a ayudar a personas que han sido incapaces de encontrar un alivio de otro modo.

A medida que más médicos se familiarizan con estudios acerca del cannabis, su uso en el tratamiento de la depresión y desórdenes bipolares irá aumentando a lo largo de los próximos años. Esto supondrá que millones de personas van a poder ser ayudadas gracias al uso medicinal.

Te sugerimos: El cannabis medicinal genera resultados más eficaces al fumarse

Loading...