Especialista: Cannabis hace que las generaciones sean menos inteligentes

387

La Dra. Miriam Adelson, que se especializa en el tratamiento de la drogadicción y el abuso de drogas, advirtió el domingo que el consumo de cannabis puede ser perjudicial y no debe ser legalizado.

En la inauguración de la Escuela de Medicina Adelson de la Universidad Ariel, aprovechó la oportunidad para compartir sus amplios conocimientos sobre los peligros de la droga como investigadora y profesional médica.

“Desafortunadamente, la sociedad occidental es indulgente cuando se trata del consumo de cannabis, a menudo sin que sea una política definida”, dijo, y añadió que “aunque el cannabis puede ayudar a hacer frente a la esclerosis múltiple, la epilepsia y otras afecciones, la investigación está en su infancia, al igual que la investigación sobre si dicho consumo plantea el riesgo de adicción”. Luego enfatizó que “el cannabis puede ser adictivo, y debemos tenerlo en cuenta”.

Según Adelson, el enfoque indulgente hacia el uso recreativo del cannabis, al tratarlo como una droga blanda, es “muy preocupante”.

Adelson expresó además la esperanza de que el uso recreativo de cannabis no se legalizara en Israel. “El cannabis es una droga de entrada para las drogas duras. Normalizar el cannabis en nuestra sociedad y dejar que los adultos normativos lo usen libremente tendría como resultado que la droga goteara rápidamente a los menores -un grupo particularmente vulnerable- porque el cerebro humano sólo está plenamente desarrollado a la edad de 21 o incluso 25 años”, dijo.

Adelson continuó presentando estudios que muestran que los niveles de coeficiente intelectual de los niños que habían comenzado a consumir cannabis eran entre seis y ocho puntos más bajos que los de los que no lo habían hecho. “Está claro que esta droga hace que nuestros adolescentes, nuestras generaciones futuras, sean menos inteligentes… Israel ha sido bendecido con capital humano y adolescentes asombrosos que han demostrado gran talento en una variedad de campos, con logros en el escenario mundial; no debemos socavar esto legitimando el cannabis”.

Adelson nació en el Israel preestatal durante el Mandato Británico y creció en Haifa.

Trabajó en la FID como oficial médico y completó su licenciatura en microbiología y genética en la Universidad Hebrea de Jerusalén antes de continuar sus estudios de medicina en la Facultad de Medicina Sackler de la Universidad de Tel Aviv. Se graduó con un MD magna cum laude.

Adelson se especializó en medicina interna y de urgencias. Se desempeñó como médico jefe en cada una de estas áreas en el Hospital Rokach (Hadassah) de Tel Aviv.

Desde 1986, ha estado dedicando su tiempo a la investigación y el tratamiento del abuso de drogas, así como a la biología de la adicción, estableciendo clínicas de drogas en Las Vegas y Tel Aviv.

En 1991, se casó con el empresario y filántropo Sheldon Adelson. A lo largo de los años, ambos han contribuido en gran medida a los programas educativos, así como a las organizaciones judías de todo el mundo.

La pareja abrió su primera clínica de abuso de drogas en Tel Aviv en 1993. El Dr. Adelson ayudó a desarrollar un programa de metadona para adolescentes adictos y es coautor de numerosos trabajos de investigación sobre el tratamiento con metadona.

Fuente: Noticias de Israel

Te recomendamos: Cannabis para el herpes genital y labial

Loading...