Bombones cannábicos

¿Sabías que según un estudio realizado por una famosa marca de chocolates y dulces en general, 6 de cada 10 hogares en España han comprado bombones en el último año? Si tú no quieres comprarlos, pero te apetece tomarlos de una manera diferente y divertida, te invito a que prepares la receta de bombones de marihuana que hoy te voy a dar.

“La vida es como una caja de bombones: nunca sabes cuál te va a tocar”. Esta es una de las frases más recordadas del cine y que da comienzo a la oscarizada película Forrest Gump, protagonizada por Tom Hanks, Robin Wright y Gary Sinise.

Yo la acabo de terminar de ver y me ha dado la idea para el artículo de hoy: hacer bombones. Pero no unos cualquiera; bombones de marihuana. ¿Por qué? De esa manera combino dos de mis facetas favoritas: la cocina y el cannabis.

¿Te animas a hacerla tú también? ¿Sí? ¡Entonces vamos allá! Pero, primero, permíteme que te hable un poco de la historia de los bombones. No es que sea especialmente llamativa, pero te ayudará a quedar genial delante de tus amigos, mientras disfrutáis de los bombones de cannabis.

Receta fácil de bombones de marihuana

¿Cómo hacer bombones de marihuana? La receta es muy parecida a la de trufas de las que te hablé en su momento. Sólo vas a necesitar:

  • 120 ml de leche entera
  • 50 gr. de mantequilla de cannabis
  • 30 gramos de azúcar
  • 1 tableta de chocolate negro para fundir (o si te resulta más cómodo, 100 gramos de cacao en polvo)
  • Además de estos ingredientes, no te olvides del molde para hacer los bombones. Les puedes dar la forma que más te guste; los hay incluso con forma de hoja de marihuana. ¡El puntazo puede ser total si te haces con uno de estos  !

A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes:

Paso 1: Derretir el chocolate (salvo que hayas optado por el cacao en polvo). La mejor forma de hacerlo es al Baño María; ya sabes: colocas el chocolate en un recipiente resistente al fuego (como puede ser una bandeja de cristal o un tupper de este material que tengas por casa y que aguante bien el calor a altas temperaturas) y lo colocas sobre un cazo que habrás rellenado hasta la mitad con agua. Lo pones a calentar y verás cómo, poco a poco, las pastillas de chocolate se van derritiendo.

Un consejo: Vete dándole tú vueltas para que no se pegue y si ves que, a pesar de todo, lo hace, baja el fuego.

Paso 2: Añade el chocolate derretido en un nuevo cazo y vete incorporando la leche paulatinamente, de manera que vaya ligando poco a poco.

Paso 3: A continuación, añade la mantequilla de cannabis y el azúcar y haz el mismo proceso. Debería quedarte una masa líquida.

Estos son los 4 pasos básicos. Ya ves que son de lo más sencillo. A partir de ahí te puedes “complicar lo que quieras”. Hay personas a las que, por ejemplo, les gusta rellenar el bombón con trocitos de fruta escarchada. A otros que les gusta añadirles algo de licor, como por ejemplo Brandy. Y también hay personas a las que les gusta añadir frutos secos triturados.

Precisamente, ese último ingrediente se puede añadir al chocolate derretido, pero también a la cobertura de los bombones. Y hablado de coberturas, a mí, por ejemplo, me gusta mucho espolvorear un poco de cacao o de azúcar glas sobre ellos, una vez están hechos; es decir, antes de servirlos. ¡Incluso té macha! Que en este caso y si los has hecho con moldes de hojas de cannabis, quedarán genial.

Fuente: Pevgrow

Te recomendamos: Crema de mantequilla de marihuana y ajo