¡Haz un delicioso flan de marihuana!

Hoy te enseñaremos a realizar un exquisito flan de marihuana que hará volar a los comensales.

Ingredientes:

  • 750 gramos de leche
  • 5 huevos
  • Cannabis (0,02 gramos por persona)
  • Azúcar (unas 10 cucharadas)
  • Una vaina de vainilla para aromatizar

Ingredientes para el caramelo casero:

  • 1 cucharada sopera de agua
  • 100 gramos de azúcar
  • Unas gotas de limón

Pasos a seguir:

Y ahora que ya tienes todo, vamos a empezar con el flan:

-Para ello, el primer paso a dar es el de calentar la leche. Hazlo a fuego medio para que no se te pegue.

-Cuando ya esté templado, puedes ir añadiendo la marihuana previamente triturada y añades la vaina de vainilla para que la leche coja el sabor y el aroma de la misma. Mientras tanto, vamos removiendo. Así, durante 15 minutos y dejamos reposar.

-En ese momento, ponemos a precalentar el horno durante 10 minutos a 200 grados y en un bol batimos los huevos con el azúcar. Cuando esté lista la mezcla, lo unimos con la leche que ya habrá templado.

Cogemos un molde para meter en el horno, vertemos la mezcla y lo ponemos encima de un recipiente, también para horno, que habremos rellenado con dos dedos de agua. Ponemos el molde con la mezcla sobre ese recipiente.

Pero, ¡ojo! Al molde con la mezcla para hacer flan no le puede entrar ni una gota de agua. Si lo hace, el postre se quedará en una especie de natillas, pero de flan…¡nada de nada!

-Ahora tienes 60 minutos por delante para dejar que el flan se haga, así que mientras tanto, si te parece, puedes ir haciendo el caramelo casero. Es muy fácil. Sólo tienes que añadir el azúcar a un cazo a fuego medio, a continuación, añades las gotas de limón y, por último, la cucharada de agua.

-Ahora sólo tendrás que remover y vigilar que no se pegue ni hierva (en ese caso, baja el fuego) y esperar a que la mezcla coja el color marrón típico del caramelo casero. Ten en cuenta que no será tan espeso como el de la famosa botella que comentaba al principio, pero eso sí: ¡estará de muerte!

-Cuando esté listo, lo retiras del fuego. Si quieres, lo puedes poner en un cuenco para que cada comensal se lo sirva a su gusto o lo pones tú al plato o bandeja donde vayas a presentar el flan.

¿Han pasado ya los 60 minutos? Entonces comprueba si el flan ha cuajado. ¿Cómo? Coge un cuchillo de punta fina, abre el horno con cuidado de no quemarte, pincha en el centro y si el cuchillo sale limpio, entonces estará listo. Si no lo estuviera, déjalo unos minutos más (unos 5-10) y vuelve a comprobar.

Cuando esté listo sólo tienes que sacarlo del horno, dejarlo enfriar a temperatura natural, volcar en un plato donde previamente habrás puesto el caramelo casero y servir.

¡Buen provecho!

Te recomendamos: Nutella de cannabis: Una Receta Sencilla