La Generación Z, el cannabis como nuevo ocio

621

La Generación Z se hace mayor. Cómodos con el uso de la tecnología y especialmente preocupados por el medio ambiente, los apodados «centennial» han cambiado sus patrones de comportamiento en otros aspectos de su vida, entre ellos el consumo de cannabis.

cannabis-marihuana-mota-maría-weed-hierba

Los jóvenes de entre 14 y 17 años consumen drogas de forma diferente a la de los jóvenes de antes. Con ellos, según diferentes informes, el tabaco y alcohol pierden peso, mientras que el cannabis se ha convertido en una tendencia en alza rodeada de una gran ola cultural.

Según el Ministerio del Sanidad, el 27,5 % de los menores admite haber consumido cannabis en el último año. Esta cifra se dispara en el entorno del ‘botellón’, donde la media aumenta hasta el 45 % y aunque tan solo un 8 % consume cannabis fuera de esta peculiar reunión social, casi la mitad de los jóvenes que han acudido a un botellón admite haber probado el cannabis alguna vez en su vida.

Los efectos negativos del consumo de esta droga a temprana edad son nefastos y al respecto el coordinador del Tercer Plan Andaluz Antidrogas, Pedro Seijo, ha señalado a Efe que «el consumo de cannabis en jóvenes de 14 años respecto a una persona de 26 multiplica por ocho el riesgo de padecer una esquizofrenia», aun así, el experto señala que «cada vez se consume más».

En el año 2018 la Red Publica de Adicciones de Andalucía trató a 727 menores de edad, el 85 % fue por consumo de cannabis.

Casi el 16 % de los estudiantes de 14 años ha consumido cannabis alguna vez, cifra que se duplica en el caso de los que participan en un botellón y a los 18 años, más de la mitad lo ha probado.

El perfil también ha cambiado, y es que entre los jóvenes que consumen alcohol y tabaco el porcentaje de chicas es mayor. «Cada persona es un caso concreto», ha manifestado a Efe el director del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), David Morales, para el que la concienciación debe ser «sectorial, no global, pues existen diferentes motivaciones».

La tendencia ha cambiado drásticamente en los últimos 40 años. Los jóvenes han adelantado el consumo de cannabis y son el doble los que fuman marihuana más de 20 días al mes. «Los jóvenes acceden al cannabis sin dificultad a pesar de ser ilegal», ha sentenciado Pedro Seijo.

Te puede interesar: Cannabis medicinal colombiano será exportado a Brasil y Perú

La alarma es clara, ya que el cannabis no sólo es accesible, sino que el riesgo que se percibe es cada vez menor y en los últimos quince años la cantidad de jóvenes que considera peligroso el consumo habitual de cannabis ha bajado en cinco puntos, según datos del Ministerio, mientras que ha aumentado en el caso del tabaco y el alcohol, mientras que si es de manera esporádica, la mitad de los jóvenes no considera perjudicial fumarlo.

El cannabis está cada vez más presente en la sociedad, una droga ligada a una corriente cultural que vive hoy sus días de oro y el mundo del trap, el rap y el reguetón recoge un estilo de vida más allá de la moda o la música, en el que el cannabis y sus alias -sativa, grifa o kifi- está naturalizado por completo.

Desde las instituciones señalan que los consumidores perciben el cannabis como una forma de ocio y recuerdan el peligro de esta adicción. Y es que el cannabis no es un juego de niños.

Te recomendamos: Mercado de vapeo legal es 1000% más seguro que el ilegal

Loading...