Illinois avanza hacia la legalización de la marihuana

La Cámara de Representantes del estado de Illinois aprobó una iniciativa por la cual los mayores de 21 años de edad podrán adquirir cannabis en dispensarios autorizados especialmente.

Illinois avanza hacia la legalización de la marihuana
Illinois avanza hacia la legalización de la marihuana

El ‘estado de la pradera’ decidió hacer gala de su mote y llenar los campos de mota tras una clara victoria en el Senado local.

La Cámara de Representantes de Illinois (EEUU) aprobó legalizar el consumo recreativo de marihuana para adultos a partir del 1 de enero de 2020, una iniciativa considerada histórica por el gobernador estatal, Jay Pritzker, quien se espera la promulgue.

La disposición, que recibió 64 votos a favor y 47 en contra, ya había sido salido adelante en el Senado estatal y ahora pasa a la firma del gobernador demócrata, donde todo apunta que podrá cumplir con su promesa electoral de convertir a Illinois en el undécimo estado que permite plantar y consumir cannabis en Estados Unidos.

«Illinois ha hecho historia con la legalización del uso del cannabis que tendrá un impacto transformador en el estado al crear oportunidades económicas y dar una segunda oportunidad a mucha gente que lo necesita», declaró el gobernador en un comunicado, tras la votación.

Según el texto aprobado, los residentes de 21 años de edad, y mayores, podrán adquirir y poseer cualquier combinación de hasta 30 gramos de cannabis, cinco gramos de cannabis concentrado o 500 miligramos de aceite con THC.

Distribución

El cannabis para uso recreativo se podrá adquirir en dispensarios certificados esencialmente que funcionarán en todo el estado.

A los adultos que se registren para cultivar, entre ellos unos 65.000 usuarios de marihuana medicinal, se les permitirá tener hasta cinco plantas por hogar, en una habitación cerrada fuera de la vista del público, con el permiso del propietario del inmueble.

Como la ley dejará de castigar con prisión a los infractores, aquellos que cultiven sin permiso solamente recibirán una multa de 200 dólares.

La ley también tendrá un efecto social, porque prevé la eliminación de los antecedentes penales de aquellos que fueron condenados por delitos relacionados con el cannabis.

Te podría interesar: El Congreso estadounidense busca habilitar la banca de cannabis

Nuevas reglas

Los municipios pueden prohibir las tiendas minoristas de venta de marihuana dentro de sus límites durante el primer año del programa. Después de eso, cualquier prohibición tendría que ser consultada a través de un referendo.

De los ingresos fiscales generados, el 35 % se destinará al Fondo General del estado, el 25 % para la reinversión en la comunidad y el 20 % para el tratamiento de la salud mental y el abuso de sustancias.

Asimismo, se destinarán recursos para las facturas impagas del estado, a subvenciones de capacitación para la aplicación de la ley, y un 2 % para la educación pública sobre drogas.

La ley prohíbe la publicidad sobre consumo de marihuana cerca de escuelas, patios de recreo, transporte público y propiedad pública, y cualquier publicidad destinada a los menores.

El empaque estará sellado y etiquetado, será resistente a los niños y se exigirá que se afirme que el cannabis «puede crear hábito», y no debe ser utilizado por mujeres embarazadas o que estén amamantando.

Será ilegal revender marihuana y sacarla del estado, ya que sigue siendo ilegal en buena parte del país.

Con información de EFE