New York despenaliza el uso y posesión de pequeñas dosis de marihuana

Aunque en un principio el Senado buscó aprobar una nueva legislación para regularizar el uso recreativo de la marihuana, la falta de consenso en las cámaras llevó a otra decisión: poseer menos de 56 gramos ya no será un crimen en el estado, aunque sí habrá una sanción económica.

Nueva York despenaliza la posesión y uso de pequeñas dosis de marihuana
El uso recreativo de pequeñas dosis de marihuana en NY ya no será penado

Ambas cámaras han aprobado este parche legislativo en el último suspiro del periodo parlamentario que concluye esta semana, después de intentar hasta el último momento legalizar su uso, una de las promesas del actual gobernador del estado de Nueva York (EEUU), Andrew Coumo.

Tras fracasar la propuesta de legalizar el cannabis en la jurisdicción neoyorkina, el Poder Legislativo en pleno, aprobó un proyecto legal para flexibilizar sanciones por posesión y uso de cannabis.

La iniciativa consiste en disminuir las penas y reemplazar los cargos criminales de bajo nivel con multas civiles, similares a una multa de tránsito.

A partir de ahora, la posesión de una cantidad menor de 56 gramos deja de considerarse un crimen en el estado y pasa a considerarse una violación castigada con un máximo de 50 dólares, que podrá ascender hasta 200 en caso de reincidencia. Lo mismo ocurrirá en caso de consumo de este estupefaciente en público.

De igual forma, cualquier persona que presente antecedentes criminales relacionados a la marihuana, pueden recibir ahora un indulto de manera retroactiva.

Visto bueno

El demócrata Cuomo, quien propuso su propio plan de legalización a principios de año, le dio el visto bueno al proyecto y lo firmará en los próximos días.

No es legalización”, dijo en una entrevista radial. “Pero es una despenalización y es un gran logro”, agregó.

Este ajuste legal, podría ser un preámbulo a la legitimación total, que volvería a la mesa de debate del Parlamento estatal hasta el próximo año.

En el comienzo de su legislatura, Cuomo prometió 300 millones de dólares en impuestos, puestos de trabajo para los más desfavorecidos y la reducción de las condenas a determinados colectivos castigados por la penalización del consumo y posesión de esta hierba.

Una decena de estados, como California, Colorado, Nevada, Oregón, Vermont y Washington ya regulan su consumo.

Te podría interesar: Illinois avanza hacia la legalización de la marihuana