Wisconsin debate proyecto legal para productores de cáñamo

En Wisconsin (EEUU), los productores y vendedores de cáñamo están a la expectativa, debido a un proyecto de ley bipartidista que busca regular la actividad.

Wisconsin debate proyecto legal para productores de cáñamo
Wisconsin debate proyecto legal para productores de cáñamo

Si bien, en 2018 el gobierno de Donald Trump aprobó a nivel federal la “Ley Agrícola” en la que el cáñamo dejó de considerarse una sustancia ilegal, ahora cada estado puede regular la materia a través de sus leyes estatales.

En ese proceso se encuentra Wisconsin, donde recientemente se realizó una audiencia pública en Madison, allí los autores del proyecto de Ley del Cáñamo explicaron que está diseñado en gran medida para ayudar a los agricultores, minoristas y consumidores a obtener ganancias, pero algunos miembros de la policía expresaron su preocupación sobre una disposición en el proyecto de ley destinada a prevenir a alguien que consumió un producto hecho con trazas de THC.

Criterio

“Necesitamos hacer esto bien. La aprobación del Proyecto de Ley Agrícola de 2018 trajo consigo oportunidades y consecuencias no deseadas para la creciente industria del cáñamo de Wisconsin. SB 188 es un proyecto de ley que ayudará a Wisconsin a actualizar tanto el lenguaje como las prácticas asociadas con la producción de cáñamo en el estado. Es una factura de limpieza”, alegó la Senadora Leña Taylor.

Tras su intervención la representante del Senado explicó: “Lo que me preocupó de inmediato fue corregir el lenguaje en la ley actual que tiene la capacidad de criminalizar a los agricultores de Wisconsin que participan en ciertos aspectos de la industria del cáñamo. Otros arreglos fueron técnicos, como asegurarse de que el estado siga siendo el principal regulador sobre el cáñamo y pueda obtener el equipo y las herramientas necesarios para ayudar a su supervisión”.

Por último, la senadora destacó, “debemos crear procesos de concesión de licencias para distribución, venta minorista y transporte, desarrollar una industria de pruebas y evitar traer productos de cáñamo a Wisconsin desde otros estados”.