Médicos en EEUU advierten sobre la relación entre marihuana y psicosis

342

El impacto del consumo de la marihuana en la salud mental es un tema bastante polémico, en el que no se ponen de acuerdo ni los investigadores. No obstante, cada vez son más los médicos, científicos y padres que rechazan las afirmaciones de que la marihuana es una droga segura, benigna y hasta beneficiosa.

cannabis-marihuana-mota-maría-weed-hierba

Aunque existe un gran desacuerdo en general, según un reporte de USA Today, médicos en Colorado, California y Massachusetts, donde es legal el consumo recreativo del cannabis, aseguran que los hechos son irrefutables: la marihuana sí impacta en la salud mental.

Según su experiencia, el uso excesivo del aceite concentrado de THC (tetrahidrocannabinol, el principal psicoactivo del cannabis), sí está relacionado con episodios psicóticos que en algunos casos ha llegado a convertirse en esquizofrenia en toda regla.

También en marzo de este año, The Lancet, una revista médica británica, informaba de un riesgo de dos a cinco veces mayor de trastornos psicóticos para los consumidores diarios de marihuana con alto contenido de THC en comparación con las personas que nunca consumieron este producto.

Tanto para defensores como para detractores, la polémica gira en torno a varias cuestiones: cuánto de la enfermedad es precedida o empeorada por el uso de drogas, con qué frecuencia se usa la marihuana en respuesta a esta y si la psicosis habría ocurrido de todos modos.

«Al final del día, no se puede hacer una declaración causal», aseguró a USA Today Ziva Cooper, director de investigación de la Iniciativa de Investigación de Cannabis de UCLA y miembro del panel de Academias Nacionales. «Es necesario tener alguna premisa biológica para demostrar que este tipo de exposición causa un trastorno psicótico».

Mason Tvert, defensor de la legalización de la marihuana desde hace mucho tiempo, considera que millones de estadounidenses se muestran escépticos sobre las advertencias de los peligros del consumo de cannabis, dado que es la sustancia ilícita más utilizada en el país.

«Cuando las personas afirman que fumar un porro provocará psicosis, muchos consumidores lo descartan y, como resultado, cancelan otras advertencias», dijo Tvert, quien dirigió la primera legalización del cannabis en Colorado y ahora trabaja para VS Strategies, con sede en Denver.

Asi ocurrió cuando el cirujano general Jerome Adams incluyó en su aviso de agosto el vínculo entre el cannabis y la psicosis en el «cerebro en desarrollo». Fue hasta amenazado en Twitter.

También Alex Berenson, ex reportero de negocios en el The New York Times y autor del libro «Cuéntele a sus hijos: la verdad sobre la marihuana, las enfermedades mentales y la violencia», fue ampliamente condenado por sus advertencias sobre los peligros de esta droga.

Tvert asegura que los defensores de la legalización quieren que la investigación se realice sin prejuicios ni motivación política. Es un área, afirmó, donde el gobierno federal tiene poca credibilidad

La hora de entender los riesgos

Para Elinore McCance-Katz, del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, según sus siglas en inglés), “es hora de que los estadounidenses entiendan de que existen riesgos sustanciales con la marihuana».

McCance-Katz enseñó en las universidades de Yale y Brown, además de ocupar altos cargos para agencias estatales de abuso de sustancias, antes de unirse al HHS bajo la administración de Obama como directora médica de la Administración de Abuso de Sustancias y Salud Mental.

Ella esgrime que las hospitalizaciones aumentaron más del doble por trastornos graves de salud mental entre los jóvenes de 18 a 25 años a nivel nacional, entre 2012 y 2018. También apuntó un aumento del 77% en las muertes por suicidio entre jóvenes de 10 a 19 años con marihuana en sus sistemas, entre 2010 y 2015 en Colorado.

Los datos sobre la psicosis inducida por el cannabis, dijo, exigen que el gobierno exprese y controle los temores. Entre las personas que usan marihuana, entre un 10% y 20% desarrollarán un trastorno por consumo de marihuana y «estarán en riesgo de otros tipos de eventos adversos mentales y físicos», aseguró.

«Esa no es la mayoría, es la minoría de las personas que usan marihuana, pero aquí está el problema: no sabemos quiénes son por adelantado», dijo McCance-Katz.

«No queremos exagerar los riesgos», apuntó además. «Eso es lo que sucedió durante décadas. El gobierno federal difundió información errónea y exageró tanto los riesgos que la gente comenzó a ignorar todas las advertencias».

McCance-Katz expuso además que no fue una decisión difícil en el HHS incluir el vínculo entre la marihuana y la psicosis en el aviso del cirujano general. «Esto ha sido una ciencia establecida», dijo. «Esto es algo que se conoce desde hace muchos años, pero prácticamente no se le ha prestado atención».

“Escándalo” en las salas de emergencias

Clay Whiting se relacionado con muchos padres y otros familiares en el hospital Scripps Mercy Health en San Diego, California, donde es médico de la sala de emergencias. El mes pasado, dijo, tuvo varios casos consecutivos de jóvenes que experimentaron psicosis después de probar la marihuana por primera vez.

Desde que la droga se legalizó el año pasado, «vemos personas en cada turno ahora» debido a la marihuana, incluidas algunas que experimentan vómitos violentos conocidos como hiperemesis. Esos incidentes los llevaron a definir el término «escándalo» para describir a los pacientes que gritaban y vomitaban al mismo tiempo.

«Un mayor acceso significa grandes pruebas por parte de los jóvenes», expuso Whiting.

También en mayo de este año, más de 40 médicos, psiquiatras, pediatras y otros profesionales de la salud pública de Massachusetts instaron al estado a agregar advertencias de riesgo psiquiátrico al empaque de marihuana y prohibir la mayoría de la publicidad.

El grupo citó la investigación en The Lancet que encontró que el uso de marihuana, con alto contenido de THC, aumentó el riesgo de psicosis por primera vez en un 50% en Amsterdam. Los miembros dijeron que cuanto más potente es un medicamento con cannabis, mayor es el riesgo.

«Así como no todo el consumo de tabaco causa cáncer, no todo el uso de marihuana / THC causa los efectos negativos; sin embargo, el riesgo es lo suficientemente sustancial como para requerir políticas que desalienten el uso”, expuso el informe de ese grupo.

Sin embargo, la Comisión de Control de Cannabis de Massachussetts rechazó la mayoría de las recomendaciones de los profesionales de la salud.

«La gente dice: ‘Esto es solo THC, y el THC es inofensivo’. Esa es la suposición que todos tenemos que cuestionar», dijo Sharon Levy, miembro del grupo y pediatra que dirige el Programa de Uso y Adicción de Sustancias para Adolescentes en el Boston Children’s Hospital. «No creo que sea inofensivo en absoluto».

Te puede interesar: Reino Unido: Ensayo con cannabis medicinal incluirá a 20 mil pacientes

Señaló que los productores buscan utilizar las cepas de THC más altas y las compañías fabrican productos con mayor concentración, incluidos ositos de goma, aceites y ceras, algunos con hasta 90% de THC.

«Este es un marco orientado a los negocios, no uno de salud pública», dijo Levy. «Hay preguntas muy serias en este frente». Eso incluye más pruebas y estudios, apuntó además.

Tvert igual reconoce que el consumo de cannabis conlleva riesgo. «Necesitamos transmitir estos daños potenciales, pero los necesitamos de una manera creíble y basados en evidencias», dijo.

McCance-Katz apunta por su parte que “es realmente importante que el gobierno sea responsable y diga: ‘Necesitas saber esto y pensarlo bien antes de decidirte a usarlo», dijo. «Eso es todo lo que queremos», concluyó.

Te recomendamos: Marihuana y la salud es un «matrimonio ineludible», indica Casa Abierta

Loading...