“Abuelas de la dagga” deben participar en su producción

En Sudáfrica “las abuelas de la Dagga no deben quedarse atrás y con apuros en el cultivo de la planta del cannabis”. Dagga es el nombre como se conoce la planta en el sur de África.

Las “abuelas de la dagga” de poblaciones como Msinga, Impendle, Umzimkulu, Eshowe y de otras áreas de KwaZulu-Natal deben participar en la producción del cannabis.

En la Conferencia del Protocolo de Inversión Cannábica en la ciudad de Durban, la MEC (Member of the Executive Council) Nomusa Dube-Ncube de desarrollo económico dijo que el gobierno no quería que los miembros ordinarios de la sociedad, que estaban involucrados en el cultivo de dagga de marihuana, se quedasen atrás.

“Nuestro enfoque como gobierno son las comunidades comunes en las zonas rurales porque tienen una larga historia de cultivo y consumo de cannabis, aunque lo han estado haciendo ilegalmente. Ahora que el gobierno está abriendo oportunidades, no queremos que estos miembros comunes de la sociedad sean marginados”, dijo.

Dube-Ncube dijo que los sudafricanos comunes deben tener licencia para cultivar cannabis, “ya que tienen suficiente experiencia”. “Han podido cultivar marihuana a pesar de las insuficientes tecnologías de riego”.

Planes garantes del Gobierno de Sudáfrica

Dube-Ncube describió los planes del Gobierno que garantizan que los miembros ordinarios de la sociedad se beneficiarán del cannabis:

Los Departamentos de agricultura y desarrollo rural nacionales y provinciales ayudarán con el acceso a la tierra. El Departamento de desarrollo económico y sus entidades públicas apoyarán a las pymes y cooperativas financiando proyectos. También, el departamento cooperativo de gobernanza y asuntos tradicionales ayudará a garantizar la participación de los líderes tradicionales. Y, por último, el departamento de seguridad y la policía garantizará medidas de seguridad durante la siembra y la cosecha.

Te puede interesar: Luxemburgo autoriza la comercialización de cigarrillos de cáñamo

Dube-Ncube dijo que había infinitas oportunidades para usar la industria del cannabis y estimular la agricultura y otros sectores. “Para el SIDA o el paciente con cáncer, la marihuana es la planta que combate las náuseas y la pérdida de apetito. En nutrición, su semilla solo es superada por la soja en valor nutricional y es una fuente de aceite de cocina y vitaminas.” “En la fabricación de papel o tela, es la planta que proporcionó gran parte de nuestro papel y ropa durante cientos de años y produce cuatro veces más fibra por hectárea que los árboles. En la cuestión ambiental, es la planta que podría desacelerar la deforestación y restaurar los nutrientes absorbidos por otros cultivos”, dijo.

La ONU dice que Sudáfrica produce 2.300 toneladas de marihuana cada año, lo que convierte al país en el tercer productor más grande de la planta y productos relacionados en África.

“Se prevé que nuestro país se convierta en un actor importante” en la industria, dijo Dube-Ncube.

Te recomendamos: Compañía Spinnaker del Reino Unido adquirirá empresa israelí de cannabis Kanabo

Loading...
Compartir