Aprueban ley que despenaliza el uso de la marihuana en San Cristóbal y Nieves

En días recientes, San Cristóbal y Nieves «marcó su historia», ya que la Asamblea Nacional de dicho país votó a favor de despenalizar el consumo de la marihuana (en pequeñas cantidades), con fines medicinales y religiosos.

La nueva medida debe ser publicada en la Gaceta Oficial a fines de la semana y reemplaza algunas sanciones penales con multas y servicio comunitario.

A su vez permite el uso de la droga con fines personales y también lugares de culto para la comunidad rastafari, movimiento sociocultural y religioso de origen jamaicano y admite su cultivo con fines médicos o religiosos.

El primer ministro del país, Timothy Harris, señaló que ‘demasiados jóvenes han sido criminalizados y encarcelados por delitos relacionados con el cannabis, y como resultado, han perdido oportunidades de trabajo, viajes, de estudiar en el extranjero, un buen futuro y un buen nombre’.

Por su parte, Vicente Byron, ministro de Comunicaciones, declaró que el proyecto de ley ‘tiene la intención de defender los derechos de las personas en el país de tener y usar una opción de tratamiento medicinal alternativo, en el tratamiento de dolencias, para defender los derechos religiosos de las personas y para reducir drásticamente el mercado no regulado e ilícito’.

También, el funcionario aclaró las diferencias entre despenalización y legalización y expresó que ‘todavía no abrirán el mercado a una libertad sin restricciones, sin licencia y sin regulación’.

Además, agregó que la nueva ley no permitirá ninguna transacción ‘comercial o financiera’ para el cannabis y restringe su uso cerca de los menores de edad, con el objetivo de garantizar la salud y el bienestar de los más pequeños’.

Por otro lado, el gobierno anunció el establecimiento de un comité de expertos para proporcionar el apoyo técnico necesario para la implementación de la despenalización del cannabis y el de una industria local.

El comité estará presidido por Wycliffe Baird, quién ya trabajó con el gobierno de San Vicente y las Granadinas en su legislación e industria del cannabis y ha trabajado en África en relación al tema.

Otros miembros del Comité provienen del Consejo Cristiano, la comunidad rastafari, la Cámara de Industria y Comercio, los jóvenes, la Oficina del Fiscal General y otros expertos en el campo.

Con ello la nación se suma a una tendencia regional que incluye a países como Jamaica, Antigua y Barbuda, entre otros.

Te recomendamos: Rusia: legalización de la marihuana en Canadá aumenta el tráfico