El nuevo auge por el CBD: el milagroso compuesto medicinal

Aunque en algunos lugares como Jamaica, Holanda y Canadá el consumo terapéutico de la marihuana es completamente legal. No obstante, no ocurre igual en España, aunque el consumo del aceite de marihuana está permitido. Conoce en detalle qué es, sus propiedades medicinales y su regulación.

¿Qué es el cannabidiol?

¿Has escuchado hablar de esta sustancia? Puede que ya sepas algo al respecto o no, pero es necesario conocer mucho más, pues es uno de los temas más populares del momento. El CBD es un componente no psicotrópico de la planta del cannabis. Puede llegar a estar presente en la planta en un 40%, siendo así uno de sus componentes principales.

Se parece molecularmente al compuesto cannabinoide THC pero con grandes diferencias. En el caso del cannabidiol no tiene efectos psicotrópicos, tampoco produce vértigo, euforia ni sentimientos de ebriedad. Al contrario, estudios han demostrado que posee propiedades medicinales y terapéuticas.

A diferencia del uso recreativo que se le da a la marihuana, este compuesto es seguro y no provoca adicción. Es por eso que actualmente se ha ampliado y permitido su uso en la medicina. Numerosos profesionales aún continúan realizando estudios y análisis para confirmar aún más sus distintas aplicaciones en la medicina, el deporte y la cosmética.

Aplicaciones y demanda del Cannabidiol en la medicina

Gracias a las aplicaciones medicinales del cannabidiol, la demanda ha crecido considerablemente en los últimos años. Se ha empleado en los últimos dos años para combatir y prevenir un sinfín de enfermedades. De allí que se estime que la oferta y, sobre todo, la demanda de este producto continúe aumentando.

Las aplicaciones en la medicina de este compuesto han supuesto un gran interés mundialmente. Ya que las propiedades del aceite con CBD tienen un enorme potencial médico y terapéutico en distintas enfermedades. Por lo tanto, es una excelente opción y complemento de la medicina tradicional.

Por encontrarse en un mercado legal cualquier producto que contenga esta sustancia debe contener instrucciones de consumo. Así, podrán tomarse dosis adecuadas en función del padecimiento médico o sanitario de cada persona.

Usos medicinales del cannabidiol

El compuesto cannabinoide ha sido sometido a numerosos estudios donde se ha comprobado su potencial y efectividad en diversas afecciones. Entre los usos medicinales se encuentran:

Diabetes: En pequeñas dosis esta sustancia ayuda a regular los niveles de azúcar presentes en la sangre.

Esquizofrenia: En pacientes con este tipo de padecimientos se ha observado como el componente del cannabis tiene efectos positivos. En los procesos inflamatorios en la neurotransmisión juega un papel fundamental permitiendo su mejoría.

Alzheimer: Es un trastorno progresivo que lleva a que las células cerebrales degeneren hasta morir. Este componente del cannabis ralentiza este proceso permitiendo a quien lo padece mantener la claridad de pensamiento.

Acné: Ideal para combatir el acné por el efecto potente sobre las glándulas sebáceas de la piel. Así mismo actúa como antiinflamatorio.

Artritis: Este componente permite mejorar la calidad de vida en los pacientes con artritis. Alivia el dolor que produce en las articulaciones que quedan afectadas por esta enfermedad.

Cáncer: El cáncer es un proceso con efectos expansivos, llegando a afectar diversos sistemas del organismo. Al consumir cannabidiol los efectos son positivos pues disminuye el dolor, aumenta el apetito y a su vez la ganancia de peso. Igualmente, controla la fatiga y existe una gran posibilidad de combatir mejor las células cancerosas.

Depresión: Entre sus propiedades naturales está su efecto ansiolítico, singularmente bueno para tratar la depresión y la ansiedad. De hecho, controla el estado de ánimo previniendo así fases de depresión en la persona.

Estas son solo algunas enfermedades donde el uso de cannabidiol tiene efectos medicinales y terapéuticos. Otras donde se ha comprobado su efectividad son el Sida, asma, glaucoma, esclerosis múltiples, entre muchos otros padecimientos tanto leves como crónicos.

Regulación legal en España

Actualmente en España, la Agencia Española de Medicamentos y productos Sanitarios aún no ha clasificado al cannabidiol como un complemento alimenticio autorizado. Sin embargo, si está permitido con fines médicos. Esto quiere decir que con una simple receta del médico se puede obtener permiso para comprar productos que contengan aceite de esta sustancia.

No obstante, solo hay un limitado grupo de médicos que desean emitir recetas que incluyan este componente. Esto es debido a que aún no hay suficientes evidencias de los efectos secundarios a largo plazo de este producto.

En conclusión, el aceite de este compuesto es legal en España para el consumo personal ya que no contiene un valor apreciable de THC. Por supuesto, será legal siempre y cuando se adquieran con una receta médica. Una vez comprado no se puede vender a familiares, amigos ni conocidos sin la debida recomendación de un especialista.

Fuente: Siglo XXI

Te recomendamos: 12 personas son puestas a disposición judicial por cultivo de cannabis