¿Por qué la marihuana hace que los ojos se pongan rojos?

Uno de los efectos secundarios del cannabis son los ojos rojos. Da igual si se es novato o un consumidor habitual, en mayor o menor medida los ojos se pondrán rojos. Esto puede deberse a varios motivos, desde la sensibilidad al humo hasta alergias, que aunque muy poco habituales, sí existen.

Ojos Rojos por Cannabis

El principal motivo se encuentra en los cannabinoides. Y es indiferente el método de consumo. El cannabis fumado, vaporizado o ingerido, afecta al enrojecimiento ocular.

El THC o tetrahidrocannabinol es el principal compuesto del cannabis, y el responsable de sus efectos psicoactivos. Éste interactúa sobre los receptores endocannabinoides de nuestro cuerpo conocidos como CB1 y CB2. Fruto de esta interactuación los consumidores sufren efectos tales como hilaridad, somnolencia, aumento del apetito o reducción de la presión sanguínea.

Y ante esto último, el cuerpo es capaz de dilatar los vasos capilares e incrementar el flujo de sangre alrededor del cuerpo. Y como consecuencia de esta expansión de las arterias del ojo, su apariencia es más roja.

También te puede interesar el: ¿La marihuana puede darte mejores orgasmos?

De hecho, el cannabis resulta prometedor como tratamiento para el glaucoma. Esta enfermedad aumenta la presión intraocular. Y de manera gradual, “roba” visión. Generalmente no presenta síntomas. En los casos más severos, puede llegar a causar la pérdida total de la visión de manera repentina.

¿Qué hacer para librarse de los ojos rojos?

Desde el punto de vista general del consumidor y activista, no debería haber ninguna razón por la qué haya que ocultar los ojos rojos producidos por el cannabis. Aunque, como esta planta todavía no se ha democratizado plenamente, tanto en términos jurídicos como sociales, los ojos rojos visibles siguen preocupando legítimamente a muchos.

No existe una solución sencilla e inmediata para los ojos rojos, y los resultados al intentar uno u otro de los remedios paliativos disponibles pueden variar dependiendo de la persona. Sin embargo, hay maneras de moderar el efecto vasodilatador presentado por el cannabis:

  • Usa colirio: los que alivian el enrojecimiento relacionado con la inflamación pueden ser una solución eficaz y bastante rápida.
  • Consume vasoconstrictores: cafeína, chocolate, alimentos salados, etc.
  • Aplica unas rodajas de pepino o una toalla húmeda sobre los ojos durante unos minutos.
  • Consumir variedades de cannabis con cantidades de THC moderadas.
  • Estate atento y espera. El enrojecimiento de los ojos no suele durar mucho tiempo, siempre que el consumo no se salga de lo normal.