Aseguran que el aceite de marihuana ayuda a prevenir el acné y otras enfermedades dermatológicas

Está demostrado que el cannabis, o marihuana como se conoce popularmente, es una planta que tiene sustancias activas como el cannabidol (CBD), las cuales han sido de mucho interés en materia de salud. Un estudio reciente revela que «la mota» ayuda a prevenir enfermedades de la piel, tales como: el acné, el eczema y la rosácea.

Hasta el día de hoy, no se sabe cuál es el mejor medio de administración: oral, tópico o sublingual.

Lo que sí sabemos sobre la relación entre el cannabis y las enfermedades inflamatorias comunes de la piel:

CANNABIDIOL (CBD)

El CBD es un componente de la marihuana, pero también se encuentra en el cáñamo, una planta de la familia cannabis. El CBD no cruza la barrera hematoencefálica y por lo tanto provoca los mismos efectos psicoactivos que el THC (tetrahidrocannabinol) de la marihuana.

El CBD tiene un fuerte efecto antiinflamatorio y se vende en Internet de muchas formas sin necesidad de receta médica.

La venta del CBD es legal desde una ley del 2018 que legalizó el cultivo y venta del cáñamo a nivel federal. Esto ha llevado a la presencia de numerosas formas de CBD en el mercado. El problema es que hasta ahora no se ha determinado la forma más efectiva de usar el CBD para tratar afectaciones de la piel.

EL CANNABIS Y EL ACNÉ

Un estudio del 2018 publicado en Skin Therapy Letter explica que el aceite de CBD tiene un fuerte efecto antiinflamatorio e inmunosupresor, lo que lo hace beneficiosos para varios tipos de afectaciones inflamatorias de la piel, como el acné.

El CBD no solamente reduce el enrojecimiento asociado con el acné, debido a sus cualidades antiinflamatorias, sino que también ha mostrado que reduce la producción de sebo en la piel.

Un estudio concluyó que una crema de 3 por ciento de extracto de semilla de cannabis reduce tanto el enrojecimiento como la producción de sebo en los pacientes con acné. En este momento están saliendo al mercado muchos productos para el cuidado de la piel que contienen CBD.

EL CANNABIS Y EL ECZEMA

Los investigadores han concluido que un endocannabinoide llamado palmitoiletanolamida (PEA) tiene cualidades terapéuticas que alivian la picazón y la resequedad en la piel.

Un estudio entre 25 niños y 18 adultos con dermatitis atópica (eczema) a quienes se les aplicó en la pie una combinación de crea de PEA y un corticosteroide tópico tuvieron una reducción más rápida de la picazón, resequedad y enrojecimiento, así como un mayor tiempo entre los brotes, en comparación con un grupo de control tratado con un humectante y corticosteroides.

EL CANNABIS Y LA ROSÁCEA

Pocos estudios han investigado los efectos del CBD sobre la rosácea, pero sabemos que pueden reducir efectivamente el enrojecimiento provocado por la inflamación.

Sobre la base de las investigaciones, hay pruebas prometedoras de que el cannabis, en combinación con los tratamientos más avanzados con medicamentos por receta, pudiera ayudar a controlar los brotes de rosácea, como sucede con los brotes de eczema.

LA CLAVE

Sabemos que el cannabis, la marihuana y el aceite de CBD tienen propiedades antiinflamatorias y otras cualidades beneficiosas que pudieran usarse para tratar ciertas afectaciones de la piel. Sin embargo, es necesario realizar más investigaciones para determinar cuál es el mejor medio de administración y las fórmulas.

Te recomendamos: Compañía de California crea tampones con marihuana para aliviar dolores menstruales