Consumir marihuana duplica el riesgo de sufrir un derrame cerebral

La marihuana es bastante popular entre personas de todas las edades, pero en especial entre los jóvenes y aquellos que sufren alguna enfermedad que cause dolor. En la cultura popular se ha hablado de que esta puede funcionar como un analgésico, por lo que muchos recurren a ella para disfrutar de este presunto beneficio.

Sin embargo, no hay evidencia científica que corrobore ello. En cambio, sí existe una preocupación latente sobre los posibles efectos nocivos del consumo de la planta sobre la salud. Por ejemplo, una investigación reciente revela que los jóvenes que usan marihuana con frecuencia tienen más del doble de probabilidades de sufrir un derrame cerebral en comparación con aquellos que no la usan en absoluto.

Usuarios frecuentes de cannabis también consumen otras sustancias

Los investigadores usaron los resultados obtenidos en el sistema de vigilancia del factor de riesgo conductual, una encuesta nacional que indagó sobre el uso de marihuana e incidencia de accidentes cerebrovasculares en la población.

Seleccionaron 43,860 participantes cuyas edades iban de 18 a 44 años, y encontraron que el 13.6 por ciento de ellos había usado marihuana en los últimos 30 días. No se especificó la forma en que lo hacían, pero la mayoría de los encuestados afirmó que la fumaba. Además, los consumidores frecuentes también informaron un consumo excesivo de alcohol y de tabaco.

Entonces compararon la frecuencia de consumo de marihuana con la incidencia de accidente cerebrovascular, y encontraron que los usuarios frecuentes de marihuana, o los que la consumían más de 10 días al menos pero no usaban productos de tabaco, tenían casi 2.5 veces más probabilidades de sufrir un derrame cerebral que las personas que no usaban la droga en absoluto.

La situación se pone más grave cuando los consumidores frecuentes de marihuana también fumaban cigarrillos tradicionales o cigarrillos electrónicos. Estos individuos tenían casi tres veces más probabilidades de sufrir un derrame cerebral en comparación con aquellos que no usaban ninguno de estos productos.

El riesgo no está relacionado directamente con cannabis

A pesar de la grave de los hallazgos, los autores reconocen que, por el momento, no puede atribuirse el mayor riesgo de derrame cerebral entre jóvenes directamente al consumo elevado de marihuana. Bien se sabe que otras sustancias como el alcohol también pueden aumentar el riesgo de accidentes cerebrovascular observado, a pesar de que intentaron hacer un ajuste ante la presencia de otras sustancias entre los consumidores de la droga.

Pero incluso si existiera relación de causa y efecto entre el uso de marihuana y el accidente cerebrovascular, aún no está claro cómo es que esta podría desencadenar en este problema tan complicado.

Según el Tarang Parekh, investigador de políticas de salud de la Universidad George Mason en Virginia y autor principal de este estudio, el cannabis puede estimular una “vasoconstricción cerebral reversible” o un estrechamiento temporal de los vasos sanguíneos en el cerebro, lo cual ha sido asociado con accidente de cerebrovascular.

Te puede interesar: El cannabis ayudaría a disminuir los pensamientos suicidas

Por el momento, estos hallazgos son dignos de consideración a la hora de profundizar en los factores de riesgo de accidente cerebrovascular en jóvenes. Tal como comentó Parekh a Live Sciente, “aunque el cannabis no es tan dañino o adictivo como otras sustancias, no podemos ignorar sus posibles riesgos para la salud”, por lo que las investigaciones en torno a este tema deben continuar.

Los hallazgos de esta investigación se presentarán en la reunión anual de Sesiones Científicas de la American Heart Association (AHA) en Filadelfia, así como los de otro artículo científico que revela que el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular en personas transgénero podría reducirse por medio de apoyo social.

Te recomendamos: ¿La marihuana te provoca náuseas? date una ducha caliente