Entérate de los beneficios que tiene la marihuana en la salud

La prohibición de su uso del cannabis ha sido incomprensible para muchos, ya que a pesar de sus efectos psicotrópicos, al final sigue siendo un producto creado por la madre naturaleza que ofrece innumerables beneficios para la salud.

Pensar en verde con flores de cáñamo de CBD

La marihuana medicinal llegó para revolucionar la industria farmacéutica, quienes ofrecen tratamientos químicos para combatir de enfermedades, pero con el cañamo CBD se reafirma que lo natural siempre es mejor.

Es necesario aclarar que la marihuana está compuesta de dos sustancias principales: la primera es el THC, que es la enzima psicotrópica que genera la sensación placentera. La segunda es el cannabidiol o CBD, el cual se consigue por la extracción de la flor.

Una de las cosas más resaltantes del CBD es que no tiene ningún efecto psicotrópico al sistema nervioso, por lo cual es una sustancia puramente natural que ofrece beneficios como lo haría cualquier otra plantaque se encuentre en la naturaleza.

Ecológicamente hablando, el cáñamo medicinal tiene aproximadamente 50 variedades en la naturaleza que contienen dosis menos de 0,2 % de THC, que es lo ilegal de la planta.

Comercialmente hablando, el CBD puede conseguirse en cáñamos (que es su forma original) o en forma de aceite, ambas presentaciones ofrecen por igual beneficios para la salud. Por ejemplo, es usado para mejorar el insomnio, combatir dolores de cabeza y eliminar problemas digestivos. Incluso puede ser empleado en la gastronomía porque ofrece nutrientes equilibrados a la dieta diaria.

El aceite de CBD se encuentra incluso en la industria cosmética y también es administrado en pacientes convulsivos. Gracias a que cada día son más los países que se unen al movimiento de legalizar el cannabis, ciertas industrias farmacológicas han procesado e industrializado el aceite para su posterior distribución.

Lo negativo

El lado negativo de este proceso de industrialización es que hay empresas no tan apegadas a las leyes que aumentan las dosis de THC en el aceite de CBD lo cual hace que su consumo sea automáticamente ilegal. Es por esta razón que los gobiernos hacen énfasis en consumir el cannabidiol en su forma natural: a través del cáñamo.

Enfermedades leves que se combaten con el CBD

Los grandes productores de marihuana hacen hincapié en que esta planta no es tan diferente del aloe vera, el yanten o la manzanilla porque también ayuda a la salud incluso en un nivel más elevado. Por ejemplo:

  • Alivia la ansiedad: promueve la relajación mental, tanto así que los doctores la usan para el tratamiento de shock post-traumático. Mientras que los psiquiatras usan en CBD para combatir el estrés, miedo y esquizofrenia en sus pacientes.
  • Tiene efectos anti-inflamatorios: desinflama las articulaciones y alivia dolores reumáticos producidos por la edad. Especialmente cuando se usa el cannabidiol en su forma de aceite, aplicándolo en las coyunturas y ligamentos
  • Disminuye los ataques epilépticos: sobre todo en pacientes que sufren de epilepsia refractaria.
  • Reconstruye fracturas: porque estimula la producción de osteoblastos, quienes son los encargados de remineralizar el hueso.

A pesar de que la planta pertenece a la misma familia de la marihuana, el CBD es usado para combatir comportamientos adictivos a las drogas duras (éxtasis, LCD y opio), así como también al tabaco. Esto se debe a que ayuda al consumidor a  controlar sus deseos compulsivos, mientras combate la ansiedad. Sin mencionar que evita los efectos secundarios que puede traer el no consumir la sustancia a la cual son adictos.

Un hecho palpable de que el CBD es 100 % natural y para nada psicotrópico, es que la Agencia Mundial Antidoping decidió eliminarlo dentro de la lista de sustancias prohibidas para deportistas, debido a la cantidad de pruebas científicas que demuestran que el cannabidiol reduce los dolores post-entrenamiento.

Enfermedades crónicas que se enfrentan con CBD

Es importante mencionar que la marihuana medicinal es creada de esta manera para aprovechar todo el CBD (la enzima curativa) posible. A pesar de la guerra que se le ha hecho al cannabis, aquella con bajas dosis de THC, que es el estupefaciente, es ideal para combatir enfermedades y muchos paradigmas también:

  • Combate enfermedades degenerativas: tales como el Parkinson, Síndrome de Esclerosis Múltiple. En este caso es necesario usar una dosis un poco más elevada de THC para que su efecto sea inmediato.
  • Elimina el glaucoma: porque alivia la tensión en los nervios del ojo, evitando que el paciente pierda la visión.
  • Efectivo para disminuir el efecto colateral de la quimioterapia: para este caso también se recomienda que se use cannabidiol con THC en dosis elevadas para contrarrestar el efecto secundario de las incómodas sesiones de quimioterapia. Su uso se recomienda antes y después de cada sesión.
  • Elimina enfermedades inflamatorias crónicas: tales como la enfermedad de Crohn e incluso la colitis ulcerosa.
  • Combate efectivamente el acné: gracias a que el CBD tiene propiedades repelentes al sebo, lo cual hace que la grasa no se acumule más en los poros de la cara mientras promueve el desecho de forma natural de esta del cuerpo.
  • Disminuye el efecto colateral de la diabetes: mientras ayuda a desechar las altas concentraciones de glucosa del cuerpo.

Particularmente el aceite es recomendado para combatir el asma, ya que en este caso consumir el cáñamo como tal traería efectos contraproducentes provenientes del humo.

También tiene efectos negativos

Nada en esta vida es perfecto, el CBD también podría traer efectos negativos al cuerpo, tales como:

  • Falta de apetito.
  • Aumento de fatiga.
  • Somnolencia.

Tal como se puede apreciar los posibles efectos secundarios nada tienen que ver con adicción, pues está comprobado que la marihuana, en ninguna de sus presentaciones causa una verdadera dependencia. Estos efectos colaterales pueden eliminarse consultando con el médico un ajuste de la dosis recomendada.

Te recomendamos: Autorizan uso del cannabis para personas con autismo