Se necesitan evidencias para demostrar que el cannabis ayuda con los problemas mentales

Un reciente artículo asegura que de momento tenemos pocas evidencias para demostrar que el cannabis ayuda con los problemas de salud mental.

El artículo ha sido publicado en la revista The Lancet Psychiatry la semana pasada. Se trata de un meta-análisis de ensayos clínicos que se han realizado con cannabis para tratar el estrés post-trauma, síndrome de déficit de atención, Tourette y la psicosis.

Se han revisado hasta 83 test clínicos con más o menos 3.000 participantes entre 1980 y 2008. Según los autores de este artículo se asegura que hay pocas evidencias para afirmar que el cannabis es beneficioso para tratar estas condiciones mentales.

“Hay pocas evidencias que sugieran que los cannabinoides mejores los desórdenes depresivos y sus síntomas, desórdenes de ansiedad, déficit de atención, síndrome de Tourette, estrés post-trauma o la psicosis”, se puede leer. “Hay evidencias de escasa cualidad que el THC farmaceúticos sin CDB lleve a una pequeña mejora en la ansiedad entre los individuos con otras condiciones médicas”.

Los autores piden que se investigue más sobre el asunto: “No hay evidencias suficientes”.

La profesora Louisa Degenhardt de la National Drug and Alcohol Research Centre en la Universidad UNSW de Sydney (Australia), directora de la investigación, advierte sobre que es poco recomendable recetar cannabis como tratamiento si eres un médico.

Te puede interesar: ¿La marihuana te provoca náuseas? date una ducha caliente

“En los países donde el cannabis es legal deben saber de las actuales limitaciones que conocemos del cannabis así como sus riesgos”, comenta. Y es que este estudio insiste en que existen riesgos en el uso de cannabis: “las investigaciones sugieren que el cannabis incrementa la aparición de depresión, ansiedad y los síntomas de la psicosis”.

En este sentido, sí que es necesario más y más investigación. No puede ser que tengamos artículos fiables que aseguren que no existe relación entre psicosis y el cannabis y otros, también fiables, que aseguren lo contrario. Esto solo produce desconfianza entre la comunidad cannábica, ¿cuál puede ser de entre las dos? ¿hay algún riesgo o es todo leyenda urbana?

Fuente: Cáñamo

Te recomendamos: La marihuana y el trastorno Obsesivo Compulsivo