¿Podría el cannabis afectar tu fertilidad?

Por una u otra razón, algunas naciones con grandes explosiones demográficas están viendo disminuir sus poblaciones.

El país más revelador en este contexto es Japón. A partir de 2018, el número promedio de niños nacidos en el país había disminuido durante 37 años consecutivos. El país ha buscado métodos alternativos para compensar la reducción de la población. Esto incluye el uso de robots como parte de su fuerza laboral. El gobierno también ha decidido atraer a la población restante, ofreciendo beneficios financieros para alentar a las personas a procrear.

Estados Unidos también ha visto una disminución. Este país, actualmente se encuentra en su cuarto año de nacimientos decrecientes. En 2018, el número total cayó 2 por ciento con respecto al año anterior, lo que representa aproximadamente 3,788,000 nacimientos. Esta cifra es el total del año más bajo para el país en 32 años.

Te recomendamos: Pacientes británicos con Parkinson recibirán cannabis para evaluar su efectividad

Las razones de la disminución varían según el país. Sin embargo, varias justificaciones parecen superponerse al discutir el trabajo y la economía.

En Japón, las posibles razones incluyen jóvenes con exceso de trabajo y poco románticos. Aunque otros informes han indicado lo contrario: la falta de trabajo. En Estados Unidos, algunas causas posibles incluyen aspectos positivos, como una disminución en el embarazo adolescente. Luego están los negativos de larga data, como la incertidumbre económica y el estancamiento salarial a largo plazo.

Incluso cuando una familia intenta concebir un hijo, el proceso puede ser una prueba. Mientras que algunas encontrarán el éxito en poco tiempo, otras pueden pasar meses o años tratando de concebir. En promedio, una mujer de 25 a 35 años tiene 20 por ciento de posibilidades de quedar embarazada en cada ciclo. Para cuando tienen 40 años, el número cae al ocho por ciento.

Con el cannabis de moda, algunos consumidores han comenzado a preguntarse si la hierba puede afectar su fertilidad. 

Al respecto, los profesionales médicos parecen tener opiniones diferentes. Algunos apuntan a la evidencia de que el consumo de cannabis podría ser beneficioso. Otros, citan hallazgos que sugieren que el cannabis debe ser excluido cuando se trata de concebir. Mientras tanto, algunos médicos creen que no hay conexión entre la marihuana y la fertilidad.

La evidencia de la endocrinóloga reproductiva con doble certificación, Jennifer Hirshfeld-Cytron, por ejemplo, sugiere que las parejas con problemas de fertilidad existentes pueden encontrar el cannabis como un elemento perjudicial para sus esfuerzos. Hirshfeld-Cytron certificó los resultados recientes en el Canadian Medical Association Journal sobre la ovulación tardía, entre otros temas. También señaló varios estudios en humanos y animales que sugieren que los usuarios masculinos de cannabis podrían experimentar una disminución en el conteo de espermatozoides.