Empresarios LGBTQ encuentran aceptación en la industria de la marihuana

La industria del cannabis ha demostrado ser un universo inclusivo que no discrimina nacionalidades, razas, credos o preferencias sexuales.

Empresarios LGBTQ encuentran aceptación en la industria de la marihuana

Como prueba de ello, en Estados Unidos cientos de inmigrantes trabajan en este sector, además de mujeres talentosas que lideran empresas. Asimismo, la comunidad LGTBQ también ha encontrado sustento, éxito profesional y aceptación a través de nuestra preciada hierba. Los siguientes párrafos dan testimonio de esto.  

Cuando HollyWeed Manufacturing & Extracts Inc. anunció el pasado mes de marzo un acuerdo para brindar servicios de extracción a la potencia internacional del cannabis Canopy Growth, no fue solo una victoria para Hollyweed North Cannabis, sino también una indicación del impacto que los empresarios LGBTQ están teniendo en la industria.

HollyWeed está dirigida por la fundadora y directora ejecutiva, Renee Gagnon, una mujer transgénero pionera en la industria canadiense del cannabis.

Gagnon estaba trabajando en IT justo cuando el gobierno canadiense anunció en un comunicado de prensa de 2012 que estaba explorando la comercialización de la marihuana medicinal.

“Sentí que toda mi vida encajaba en su lugar y dije ‘sí, ¡debo hacer esto!’, Y cuatro horas más tarde tenía un plan de negocios en su escritorio”, recuerda.

Sin un programa aún en su lugar, Gagnon quizás improvisaba un poco, pero se había posicionado bien y la compañía que fundó, Thunderbird Biomedical (más tarde Emerald Health Therapeutics) fue una de las cuatro empresas en el programa inicial de investigación y desarrollo para el cannabis medicinal canadiense.

Te recomendamos: ¿Mientras más rojos mis ojos es de mejor calidad la marihuana?

Aunque Gagnon dice que la industria del cannabis ahora es mucho más inclusiva y acepta a las personas LGBTQ, la preocupación de Emerald sobre el impacto que podría tener su transformación física en el cortejo de los inversionistas, llevó a Gagnon a retirarse, después de contratar a otra mujer como nueva CEO.

“Fue algo muy difícil. Para mí, fue una decisión personal. No debería afectar dramáticamente a la compañía, no debería afectar su potencial de financiamiento, no debería suceder ninguna de esas cosas”.

Después de dejar la compañía, Gagnon dirigió su pasión a la mentoría de empresarias en la industria del cannabis.

“Saliendo de ese mundo del cannabis, me aburría. No tenía nada que hacer. Tenía una ‘no competencia’. No había nada que pudiera hacer. Y entonces Women Grow me descubrió y me invitó a venir a hablar. Fue entonces cuando descubrí la comunidad de cannabis femenina estadounidense”. comenta Gagnon.

Loading...
Compartir