Propuesta de uso de marihuana recreativa en Florida recauda $1 millón

Una campaña de marihuana recreativa de tres semanas de antigüedad respaldada por la industria de la yerba ha recaudado más de seis veces la cantidad de dinero recogido por una iniciativa popular de larga data para legalizar la droga para uso por parte de adultos.

La propuesta Make it Legal Florida (Legalicémoslo, Florida) está presidida por Nick Hansen, cabildero de una cadena de marihuana medicinal, MedMen, con sede en California, y ex asesor del representante estatal republicano Jeff Brandes, de San Petersburgo.

MedMen y el gigante de la marihuana Surterra, con sede en Atlanta, ambos con operaciones en la Florida, están detrás de los casi $1.2 millones recaudados hasta el momento, según la División de Elecciones.

El incipiente esfuerzo, presentado el 22 de agosto, espera enmendar la Constitución para permitir a los adultos mayores de 21 años tener, usar, comprar y transportar hasta 2.5 onzas de marihuana para “uso personal” y les da a los centros de tratamiento de marihuana medicinal existentes en el estado el derecho exclusivo de venderla.

Hansen dice que apenas están comenzando.

“Estamos decididos a ganar”, dijo

Dijo que recién comenzaron a recolectar firmas utilizando una empresa pagada de recolección de peticiones esta semana, y están usando correo directo, redes sociales, correo electrónico y anuncios en línea para llegar a los votantes potenciales. Hansen se abstuvo de revelar qué firma de recolección de peticiones ha contratado.

La iniciativa también ha lanzado un sitio web donde los votantes pueden imprimir, firmar y enviar peticiones, y contrató a la misma dinámica firma de relaciones públicas que logró la enmienda de los derechos de las víctimas de la “Ley de Marsy para Florida” en la papeleta electoral en 2018.

El grupo se dirige a los votantes que firmaron peticiones para legalizar la marihuana medicinal en 2014 y 2016, así como a ciertos grupos que apoyaron otras iniciativas del uso ampliado de cannabis.

“No vamos a escatimar esfuerzos”, dijo. “Vamos a agotar todas las vías”.

Regulate Florida, presidida por el abogado de Tampa Michael Minardi, ya ha reunido suficientes firmas para una propuesta que suscite una revisión judicial y financiera, pero solo ha recaudado alrededor de $180,000 desde que comenzó en 2015.

Una campaña de marihuana recreativa de tres semanas de antigüedad respaldada por la industria de la yerba ha recaudado más de seis veces la cantidad de dinero recogido por una iniciativa popular de larga data para legalizar la droga para uso por parte de adultos.

La propuesta Make it Legal Florida (Legalicémoslo, Florida) está presidida por Nick Hansen, cabildero de una cadena de marihuana medicinal, MedMen, con sede en California, y ex asesor del representante estatal republicano Jeff Brandes, de San Petersburgo.

MedMen y el gigante de la marihuana Surterra, con sede en Atlanta, ambos con operaciones en la Florida, están detrás de los casi $1.2 millones recaudados hasta el momento, según la División de Elecciones.

El incipiente esfuerzo, presentado el 22 de agosto, espera enmendar la Constitución para permitir a los adultos mayores de 21 años tener, usar, comprar y transportar hasta 2.5 onzas de marihuana para “uso personal” y les da a los centros de tratamiento de marihuana medicinal existentes en el estado el derecho exclusivo de venderla.

Hansen dice que apenas están comenzando.

“Estamos decididos a ganar”, dijo

Dijo que recién comenzaron a recolectar firmas utilizando una empresa pagada de recolección de peticiones esta semana, y están usando correo directo, redes sociales, correo electrónico y anuncios en línea para llegar a los votantes potenciales. Hansen se abstuvo de revelar qué firma de recolección de peticiones ha contratado.

La iniciativa también ha lanzado un sitio web donde los votantes pueden imprimir, firmar y enviar peticiones, y contrató a la misma dinámica firma de relaciones públicas que logró la enmienda de los derechos de las víctimas de la “Ley de Marsy para Florida” en la papeleta electoral en 2018.

El grupo se dirige a los votantes que firmaron peticiones para legalizar la marihuana medicinal en 2014 y 2016, así como a ciertos grupos que apoyaron otras iniciativas del uso ampliado de cannabis.

“No vamos a escatimar esfuerzos”, dijo. “Vamos a agotar todas las vías”.

Regulate Florida, presidida por el abogado de Tampa Michael Minardi, ya ha reunido suficientes firmas para una propuesta que suscite una revisión judicial y financiera, pero solo ha recaudado alrededor de $180,000 desde que comenzó en 2015.

La narrativa de Minardi igualmente limita el consumo de marihuana a personas de 21 años o más, pero también incluye el cultivo de marihuana.

La narrativa de Minardi igualmente limita el consumo de marihuana a personas de 21 años o más, pero también incluye el cultivo de marihuana.

Te recomendamos: CANADÁ|Compañía trabaja en producir cannabis sin olor