¡Licor de marihuana!

La elaboración de este delicioso licor de marihuana es muy sencilla, así que no te preocupes. Inténtalo y verás que con esta receta pondrás a volar a tus invitados.

Usaremos 10 gramos de cogollos previamente descarboxilados por cada litro de licor. También se pueden usar restos de manicura y tallos, en este caso usaremos 20 gramos previamente descarboxilados por litro de licor. Buscaremos algún licor neutro, como aguardiente blanco o vodka. En general, cualquiera sería una buena opción, pero éstas no aportan demasiado sabor en el caso de hacer combinados o cócteles.

En un bote de vidrio de boca ancha y con tapa, introducimos los cogollos o restos de manicura. Si son cogollos, los podemos triturar para acelerar el proceso de disolución de los cannabinoides. A continuación, añadimos el litro de alcohol, cerramos y agitamos fuertemente durante unos minutos. El bote lo dejaremos en un lugar completamente oscuro, como una despensa.

En unos 2-3 días, gran parte de los cannabinoides y otros compuestos de los tricomas habrán sido absorbidos por el alcohol. Con más tiempo, la disolución será total, así que siempre recomendamos dejar que macere durante bastantes días, agitando de vez en cuando el bote. Podremos ver como poco a poco el licor se va oscureciendo y adquiriendo un color verde/marrón.

Dada la concentración de este licor de marihuana, 50 ml tendrían los cannabinoides equivalentes a medio gramo de marihuana. No conviene abusar, ya que hasta pasada una hora el cannabis ingerido no hace efecto. Es muy fácil ingerir una dosis elevada al no notar los efectos al instante como pasa al fumar o vaporizar. Bebe cantidades bajas y espera un tiempo prudencial para comprobar sus efectos.

Fuente: Cannabislandia

Te recomendamos: Cóctel de mango y marihuana