Tintura de Cannabis para licores y cocktails

La tintura de Cannabis es un producto que se hace a partir de hojas o cogollos de marihuana y alcohol.

Tintura de Cannabis para licores y cocktails

Es una forma muy efectiva para condensar los componentes activos de la marihuana y preservar sus propiedades, y por lo general se usa para fines medicinales o culinarios, y se puede consumir solo, en preparaciones de comidas y bebidas o incluso vaporizado.

Este producto, que hasta hace algún tiempo era habitual en las farmacias, se ha usado durante muchos años para tratar dolencias y otros problemas de salud.

¿Cómo preparar tintura de Cannabis?

La tintura de Cannabis es un producto que requiere una elaboración mínima, con un proceso muy similar al que usamos para preparar aceite de marihuana.


Para hacerlo, además de los ingredientes que se detallan más abajo, necesitarás un frasco o botella que se pueda cerrar herméticamente con una tapa, un filtro de café y un plato hondo. En función de cómo elijas consumirlo, puedes necesitar también un cuentagotas para administrar dosis exactas.

Ingredientes

100 ml de alcohol, que puede ser alcohol etílico de farmacia (solo el de 99º), pero mejor si usas un licor como orujo o brandy.

25 gramos de marihuana

Preparación

Pica el Cannabis en trozos pequeños. Colócalo en un frasco o botella de vidrio.

Cúbrelo con alcohol y cierra la botella herméticamente.
Guárdalo durante una semana en un lugar oscuro y fresco (por ejemplo, la nevera).

Remueve la preparación cada día.

Filtra el contenido de la botella usando un filtro de café.

Repite el proceso completo una vez más para sacar el máximo de tintura cannábica.

Vierte el contenido ya filtrado en un plato hondo y deja que el alcohol se evapore para que los cannabinoides se concentren.


Ahora que ya has preparado tu tintura de Cannabis, solo falta darle un uso. Así como la mantequilla de cannabis se usa para cocinar platos, la tintura de Cannabis es ideal para preparar bebidas y cocktails.

Colócalo en un frasco o botella de vidrio.


Cúbrelo con alcohol y cierra la botella herméticamente.
Guárdalo durante una semana en un lugar oscuro y fresco (por ejemplo, la nevera).
Remueve la preparación cada día.
Filtra el contenido de la botella usando un filtro de café.
Repite el proceso completo una vez más para sacar el máximo de tintura cannábica.

Vierte el contenido ya filtrado en un plato hondo y deja que el alcohol se evapore para que los cannabinoides se concentren.

Ahora que ya has preparado tu tintura de Cannabis, solo falta darle un uso. Así como la mantequilla de cannabis se usa para cocinar platos, la tintura de Cannabis es ideal para preparar bebidas y cocktails.

Compartir