Cóctel de heroína y marihuana causa estragos en barrios de Sudáfrica

155

El consumo y tráfico se dispararon en Sudáfrica desde principios del 2000, debido a que por Mozambique transita buena parte de la droga procedente de Asia destinada a Europa.

Cóctel de heroína y marihuana causa estragos en barrios de Sudáfrica

Cada día, este joven sudafricano se gana unas monedas orientando a los pasajeros hacia los distintos minibuses en un cruce de Soweto. No le da para darse la gran vida, pero sí para pagarse sus dosis cotidianas de droga. «Hace once años que no paro de fumar», cuenta Tshepo (nombre ficticio), dejando que el cigarrillo que sostiene se vaya consumiendo.

Tiene 28 años, es alto y muy delgado, y está enganchado al «nyaope», una mezcla casera a base de heroína y marihuana que produce profundas somnolencias.

«Tenía demasiado estrés en mi vida. Acabé dependiendo del ‘nyaope’ para relajarme. Pero, al final, terminas por no ser capaz de salir adelante sin tomarlo. Quiero dejarlo, lo intento mucho pero no lo consigo».

Este cóctel, altamente adictivo, ha causado estragos en las ciudades y en las áreas rurales de Sudáfrica.

Autoridades en alerta

Un informe publicado en marzo por el proyecto europeo ENACT, que lucha contra el crimen organizado transnacional en África, dio la voz de alarma.

El consumo y el tráfico de heroína se dispararon en el país desde principios de los 2000, debido a que, por el vecino Mozambique, transita buena parte de la droga procedente de Asia destinada a Europa.

Según esta investigación, Sudáfrica cuenta con más de 100.000 consumidores regulares de heroína, una droga cuyo tráfico representa unos 3.300 millones de rands anuales (228 millones de euros), alentada por el desempleo y la miseria que azotan los «townships», áreas urbanas subdesarrolladas.

«La heroína es en la actualidad una materia prima de base que nutre a toda la economía criminal de Sudáfrica«, resume la autora del estudio, Simone Haysom.

Te recomendamos: Marihuana y farmacéutica: Un nuevo horizonte

Loading...