Consejos para germinar semillas de cannabis viejas

785

Todo cultivador de cannabis es en cierto modo también un coleccionista de semillas. Cultivo a cultivo, va aumentando la colección genética o bien porque compramos más semillas de las necesarias, nos aprovechamos de alguna buena oferta o edición limitada, nos las regalan o de cruces propios. No es de extrañar que al cabo de los años juntemos cientos o incluso miles de semillas que normalmente por falta de espacio, esperan pacientes su momento.

Pero cada año que pasa y por muy bien conservadas que estén las semillas, éstas van perdiendo vigor y llegará un momento en que el ratio de germinación sea pequeño o ni siquiera llegue a germinar ninguna de ellas. Nuestro post de hoy lo trataremos sobre cómo hacer todo lo posible para que semillas viejas tengan más opciones de germinar correctamente.

CONSERVAR LAS SEMILLAS CORRECTAMENTE

Muchas veces como decimos, las semillas no germinan porque han sido mal conservadas. En unas condiciones normales, no tendrán problemas en germinar en 2,3 o 4 años desde que se hayan comprado. Pero si desde el día en que las hemos recibido las hemos maltratado, puede que ni germinen al año siguiente.

Las semillas deben conservarse en un lugar oscuro, fresco y seco. La temperatura debería ser constante entre 6 y 8ºC, mientras que la humedad debería mantenerse entre el 20 y el 30%. Un buen lugar para conservalas es en la puerta de la nevera y en sus envases originales. Así, nos podrán durar muchísimos años.

CONSEJO 1 PARA GERMINAR SEMILLAS VIEJAS

El ácido giberélico o giberelina es una potente hormona presente en plantas. Se trata de una giberelina que su finción es la de promover el crecimiento y la división celular. Cuando se aplica en semillas, estimula sus células para controlar su desarrollo. Es un método muy empleado para aumentar los ratios de germinación de todo tipo de semillas.

Te puede interesar: Argentina propone abrir debate sobre la legalización del cannabis

Otras opciones son el agua oxigenada o el ácido fúlvico. En cualquiera de los 3 casos, las dosis serían mínimas, apenas 1 o 2 gotas por cada vaso de agua. Se dejan las semillas a remojo unas 12 horas y a una temperatura de unos 22 ºC. Después, simplemente ponlas a germinar con tu sistema habitual, sea directamente en el sustrato, en servilleta húmedas, en jiffys…

CONSEJO 2 PARA GERMINAR SEMILLAS VIEJAS

La escarificación es una técnica que se usa habitualmente para acortar el tiempo de germinación. Se trata de realizar abrasiones en la pared exterior de la semilla que el endospermo entre en contacto con el aire y el agua. Se puede hacer con productos químicos o físicos, que son los que en este caso recomendamos. Simplemente coge la semilla y frótala un poco contra un papel de lija fino, siempre con cuidado de no perforar del todo la cáscara.

CONSEJO 3 PARA GERMINAR SEMILLAS VIEJAS

Si todo lo anterior ha fallado y como última opción, intenta con una cuchilla separar las dos partes de la cáscara realizando un corte en su mitad. La semilla quedará entonces al descubierto, y usando el ácido giberélico que hemos mencionado tendrá algunas remotas opciones de germinar. En muchos casos no germinarán hagamos lo que hagamos, pero al menos lo habremos intentado todo.

Te recomendamos: ¿Producción de cannabis para ayudar a combatir la pobreza en Guatemala?

Loading...