Conoce con qué altura se florecen las plantas en un cultivo interior

426

El cultivo de cannabis en interior es realmente sencillo. Lo más complicado siempre será lidiar con la altura de las plantas en un espacio generalmente limitado. Además, cualquier iluminación interior tiene un poder de penetración limitado y realmente lo que interesa son plantas de un tamaño que no superen los 60cm.

Conoce con qué altura se florecen las plantas en un cultivo interior

Hay que tener en cuenta que la mayor producción se concentra en las zonas próximas a la luz, mientras que en las zonas bajas y/o sombreadas la producción será tan inferior, que merece la pena eliminar todo lo que quede por debajo de unos 30cm de la apical, para potenciar el crecimiento de ésta.

Además, cuando se cultiva en un espacio limitado, nunca conviene dejar huecos vacíos. El gasto en luz será el mismo y al final será producción que dejemos de conseguir. Es por ello que sobretodo las primeras veces que se cultiva existe el miedo a que las plantas se queden excesivamente pequeñas y no se llegue a aprovechar todo el espacio disponible. Se tiene en cuenta el ritmo de crecimiento hasta que decidimos cambiar el fotoperíodo a floración, sin contar que en la llamada fase de prefloración o transición, algunas variedades pueden llegar a quintuplicar su altura. Y una planta que se pasa a flora con 40cm y pasadas dos semanas supera el metro y medio, sin duda será un problema.

Lee también: La actriz Bella Thorne lanzó ‘Forbidden Flowers’, su propia marca de marihuana

Para saber qué altura es la ideal para pasar las plantas en floración, siempre se debe tener en cuenta que cada variedad es un mundo, además de que son varios los factores que también intervienen. Las variedades índica generalmente no llegan a doblar su altura una vez se pasan a floración. Las sativas en cambio pueden llegar a multiplicar x4 o x5 su tamaño. Pero entre sativas llega a haber bastante diferencia y siempre hay excepciones, como por ejemplo la Chocolope que para ser casi 100% sativa, tiene un crecimiento bastante contenido. Y lo mismo sucede entre las índicas, algunas prácticamente no crecen nada una vez se cambia el fotoperíodo, mientras que otras triplican su tamaño.

Entre los factores que intervienen en el crecimiento en la fase de transición podemos situar la iluminación. Plantas “castigadas” con una iluminación intensa cercana tenderán a estirar menos que con la iluminación más alejada. También llega a influir el tamaño de las macetas, ya que cuanto menos espacio tengan disponibles las raíces, menos crecerá una planta. Y como no, también están las técnicas de cultivo como el SOG, SCROG, Main Lining o cualquier otro que limite el desarrollo vertical. Una simple poda apical servirá para frenar el crecimiento de una sola punta que se repartirá entre las ramas restantes, obteniendo plantas más bajas pero más anchas y con más apicales.

Por otro lado cuando se parte un cultivo desde semilla, las plantas hasta pasado el mes no comienzan la floración aún cambiando el fotoperíodo antes. Ésto significa que en ocasiones podremos encontrarnos con plantas que han alcanzado una buena altura, pero no podremos hacerlas florecer hasta que no hayan alcanzado la edad sexual adulta. Ésto es bastante común en variedades sativas o híbridos con dominancia sativa. La mejor opción en estos casos, es como hemos dicho anteriormente, recurrir a alguna poda o técnica de cultivo. En resumidas cuentas, no existe una altura estándar común para todas las variedades. Siempre es conveniente intentar encontrar en Internet alguna referencia a la variedad que vayamos a cultivar para no llevarnos sorpresas inesperadas.

Te podría interesar: Illinois inició el 2020 con la venta legal de marihuana recreativa

Loading...