Inicio Cultivos de Cannabis OJO: Un mal cuidado de cultivos trae enfermedades

OJO: Un mal cuidado de cultivos trae enfermedades

14

A todos los cultivadores es importante saber y comprender que mantener un huerto como eso, se necesita dedicación, responsabilidad y disciplina, ya que existen diversos problemas que pueden ocasionar sino se tratan bien los cultivos. De tal manera en esta oportunidad te presentamos tres enfermedades que todo cultivador de cannabis debe saber identificar y aprender a prevenir.

cultivos de marihuana
Cultivos de cannabis

Tener un cultivo de cannabis saludable, vibrante y fuerte, es una emoción difícil de superar. Desafortunadamente, cualquier persona que haya cultivado cannabis, también conoce la terrible sensación de descubrir una enfermedad en sus plantas.

Aunque las plantas enfermas pueden ser intimidantes, se vuelven manejables una vez que entiendes lo que está sucediendo y aprendes cómo proteger tu cultivo.

En estos momentos existen tres enfermedades comunes de la planta de cannabis que debes conocer y aprender a prevenir para tener un cultivo sano y productivo.

La podredumbre de raíz es un problema grave, provocado por raíces poco saludables. Cuando las plantas se riegan en exceso y no tienen suficiente drenaje, las raíces no pueden tomar oxígeno y comienzan a morir y producen olores desagradables.

Por ello, tener un suelo sano con microbios beneficiosos y poblaciones de bacterias. Estas poblaciones ayudan a mantener bajo control el hongo responsable de la pudrición de dicha raíz.

Gobierno argentino firma acuerdos para crear más cultivos de cannabis

Es importante, regar las plantas correctamente. Esto significa medir la cantidad de agua suministrada a cada planta y observar día a día cómo responden a la cantidad de agua suministrada. Es mejor ver que una planta comience a marchitarse y echarle más agua a que esté sobre regada.

Es común que los cultivadores tomen una ruta preventiva contra el moho polvoriento. Lo recomendado es algunas prácticas que se pueden considerar: Rocía tus plantas con productos orgánicos y fungicidas. También poda las plantas para aumentar el flujo de aire.

Por último rocía té de composta o soluciones con diferentes niveles de pH para interrumpir la propagación de la enfermedad.

Leer Más: Jamaica lanza programa para pequeños productores de cannabis

Loading...