Examinan efectos del trastorno por consumo de cannabis en bebés

140

Los bebés nacidos de madres diagnosticadas con trastorno por consumo de cannabis tienen más probabilidades de experimentar resultados de salud negativos que aquellos sin el trastorno, según los hallazgos publicados hoy por investigadores de UC San Diego.

Investigadores de la Escuela de Salud Pública y Ciencias de la Longevidad Humana Herbert Wertheim de UCSD examinaron casi cinco millones de nacidos vivos que ocurrieron en California entre los años 2001 y 2012, durante los cuales aumentaron los diagnósticos de trastorno por consumo de cannabis.

El trastorno por consumo de cannabis se define como el consumo continuo de cannabis a pesar de las consiguientes deficiencias clínicamente significativas. No todas las personas que consumen marihuana cumplen los criterios para el trastorno por consumo de cannabis, aunque los autores del estudio afirmaron que la incidencia real del trastorno por consumo de cannabis es probablemente más alta que las cifras informadas.

Los hallazgos fueron publicados en la revista Addiction y el estudio fue financiado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, parte de los Institutos Nacionales de Salud.

De los 4,83 millones de nacimientos estudiados, 20,237 mujeres fueron dadas de alta después del parto con un diagnóstico de trastorno por consumo de cannabis, según investigadores de UCSD. Descubrieron que los bebés de esas mujeres tenían más probabilidades de nacer prematuros, tener bajo peso al nacer y ser pequeños para su edad gestacional, todos factores que pueden requerir una atención médica mayor o más intensa o presagiar problemas de salud posteriores.

Los riesgos de mortalidad infantil también fueron mayores para esos bebés, aunque los investigadores dijeron que esos casos eran raros.

Yuyan Shi, profesor asociado de la Escuela de Salud Pública Herbert Wertheim y uno de los autores del estudio, dijo: «Debido a que solo miramos los registros médicos, hay muchas cosas que no sabemos sobre las madres y los bebés en este estudio, pero nuestro análisis respalda la recomendación de que los profesionales de la salud examinen y aborden los trastornos por consumo de cannabis en sus clientas embarazadas, para proteger tanto su salud como potencialmente la salud de sus bebés».

Según UCSD, actualmente no es una práctica estándar durante la atención médica durante el embarazo detectar el consumo de cannabis o trastornos relacionados, aunque la marihuana es la droga ilícita más utilizada por las mujeres embarazadas para autotratarse la depresión, la ansiedad, el estrés, el dolor, las náuseas y los vómitos, a menudo durante el primer trimestre. Tampoco es un estándar de atención brindar asesoramiento sobre la falta de datos de seguridad sobre el consumo de cannabis durante el embarazo.

Loading...