Inicio Noticias Destacadas Propuesta para producir en Goya aceite de cannabis

Propuesta para producir en Goya aceite de cannabis

74

Goya despertó el interés de especialistas en la industria farmacéutica por sus “bondades” para la producción de cannabis de cual se pretende llegar a un producto final como es el aceite medicinal.

cannabis-marihuana-mota-maría

En la víspera, el Salón “Mabel Barrile” del Concejo Deliberante, integrantes del Proyecto “Canna Goya”, se realizó la presentación de la propuesta ante los concejales, en el cual, según se detalló, se pretende desarrollar para la obtención de aceite medicinal de cannabis, en todas sus etapas, comenzando con la plantación experimental en la zona.

Goya, según explicaron los responsables del proyecto, tiene muchas ventajas comparativas para el desarrollo de la iniciativa, “ya que hay tierra arenosa, el clima es adecuado y se tiene la experiencia del cultivo de tabaco que se hace en condiciones similares”. De mismo modo, los profesionales a cargo aclararon que hay varios tipos de plantas de cannabis, con distintas propiedades medicinales y efectos distintos, y que la variedad que ellos buscan desarrollar para la fabricación de aceite medicinal no tiene efectos alucinógenos y es la recomendada para afecciones propias de la tercera edad, detallando algunas de las mismas.

Expresaron que todo este proyecto debería contar con una presencia constante del Estado a través de sus instituciones específicas, tales como el INTA para hacer un seguimiento constante del todo el proceso y se dé garantías del mismo. Incluso propusieron que los primeros desarrollos podrían estar bajo la órbita de la Municipalidad a través de convenios de colaboración público-privado.

La presentación, que estuvo sostenida en un power point con los detalles del proyecto, fue hecha por Miriam Maciel, microbióloga, 35 años con 13 años de experiencia en calidad industrial farmacéutica (Elea, GSK, Abbott, entre otras) y que desde 2016 se especializa en cannabis medicinal, quien estuvo acompañada por Soledad Fernández Tamborelli, técnica en Atención de Menores que trabajó en la Fundación Infancia Robada, la Fundación María de Belén y en Sursum, y Leandro Herman. Todos ellos forman el Proyecto Canna Goya, con Juan Pablo Montiel, ingeniero químico de 38 años, 16 años de experiencia en procesos industriales (Quilmes, Monsanto, Calsa, Jhonson & Jhonson, entre otras), y máster en Administración de Negocios; Walter Herman, Horacio Gamboa, Alejandra Zini y Juan Brest (docente y expresidente de la Asociación Sanmartiniana de Goya), entre otros.

Cabe destacar que la propuesta previamente fue expuesta ante el intendente goyano, Ignacio Osella, y el viceintendente Daniel Ávalos.

Participación ciudadana

El concejal Jesús Méndez Vernengo fue uno de los participantes de la ponencia realizada por los profesionales.

Consultado por La República, aclaró que “la propuesta está aún en una etapa inicial, en la que los profesionales fundamentaron todos y cada uno de los aspectos de la producción con fines medicinales”.

En el mismo sentido, Méndez Vernengo dijo que la propuesta será “elevada” a la opinión pública goyana a fin de brindar todo tipo de información referida al proceso.

“Sabemos que ante la sociedad hablar de una ‘legalización’ es chocante, entonces tenemos que generar conciencia primero sobre de qué estamos hablando con la producción del aceite, medicinalmente el producto hoy es una realidad, pero son muchos los factores y dudas que hay que disipar ante la sociedad primero”, argumentó el concejal.

Finalmente, Méndez Vernengo adelantó que la propuesta tiene sustento de profesionales y ante el eventual avance de la propuesta se deberá cumplir con todos los trámites legales que demande.

“Tanto a nosotros los concejales como previamente al intendente nos resultó una propuesta con sustento para el fin que se pretende, por ello tenemos planificado concretar un nuevo encuentro con los profesionales que elaboraron el proyecto para volver a trabajar en la cuestión; en principio nos volveríamos a reunir en el transcurso del mes de diciembre o bien en enero del año próximo”.

Demanda en crecimiento

Durante su ponencia, Maciel puso sobre el tapete que en todo el país, al igual que lo que ocurre en Goya, hay muchísimas personas que consumen aceite de cannabis, pero que en su casi totalidad lo adquieren de manera clandestina y a precios muy elevados, y que incluso (y expusieron publicaciones) se ofrecen a través de sitios web, pero que las mismas no tienen ningún tipo de control, no hay médicos indicando las dosis adecuadas para determinadas enfermedades, y no se sabe con exactitud qué se está consumiendo, por lo que esto sería una solución.

Media docena de proyectos

La medicina toma nuevos rumbos en el país, y la prueba de ello es la gran cantidad de proyectos de cannabis medicinal que “buscan” su aprobación. La propuesta dada a conocer en Goya no dista demasiado de los que se pretende en otros municipios argentinos.

Entre las propuestas que se conocen aparece el llevado adelante en el Municipio de General Lamadrid en la provincia de Buenos Aires, que se hace en forma conjunta con el Inta y el Conicet y específicamente busca estudios clínicos sobre epilepsia refractaria.

En Jujuy se encara “Cannabis Avatara Sociedad del Estado” con “Green Leaf Farms International”. En julio de este año recibieron semillas para entre 12.000 y 15.000 plantas, los primeros lotes serán para investigación y gratuitos.

En San Juan, Sergio Uñac firmó convenio con Gerardo Morales, las dos provincias crearon empresas estatales para llevar adelante el cultivo, la producción, industrialización y comercialización de cannabis y sus derivados con fines científicos, medicinales y terapéuticos.

En Mendoza, Neuquén, San Pedro también están desarrollando proyectos similares.

En Hurlingham, provincia de Buenos Aires, el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza que permite a la Comuna el cultivo de plantas de marihuana para investigación y tratamiento de personas que necesiten del aceite de cannabis según prescripción médica. Cabe destacar que este es el único distrito de Buenos Aires en contemplar la producción por parte del Estado municipal con fines medicinales.

Te puede interesar: FDA advierte sobre la seguridad del CBD que venden algunas empresas

“Si bien ya hay otros dos Municipios (General Lamadrid y San Vicente) que aprobaron la producción pública para la investigación, lo novedoso en este caso es que Hurlingham será el primero en incorporar el uso terapéutico porque cuenta con la infraestructura para esto. La producción se hará en el laboratorio municipal”.

Acceso al aceite

Corrientes está adherida mediante la Ley provincial 6457 a la Ley nacional 27350, que establece la prescripción, autorización y administración del aceite de cannabis medicinal para algunas patologías.

“Entre 25 y 30 pacientes reciben aceite de cannabis desde el Ministerio y su uso va aumentando día a día”, dijo el director de Fiscalización Sanitaria de Corrientes, Manuel Carlés.

“Para aquellos pacientes que no tienen obra social, el Ministerio de Salud realiza todo el mecanismo de adquisición del medicamento para que esas personas también tengan acceso”, subrayó el titular de Fiscalización Sanitaria.

De acuerdo con lo informado, cada envase tiene un costo de 500 dólares y se compra previa autorización de importación expedida por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat).

Te recomendamos: Alemania | Revelan gastos de compra de cannabis medicinal

Loading...