Historias de Ganyeros Citadinos-Hombre Bomba-

156

La historia de hoy, me la contó un amigo, mientras soltábamos unas bocanadas rodando en la ciudad. Siempre que nos encontramos para compartir un canuto, surge una historia que contar para recordar, para escribir y hasta para reír. Imagino que como a cualquier persona te gustan los regalos, sobre todo los regalos sorpresas, y fue, toda una sorpresa la de mi amigo cuando recibió una llamada para que llegase hasta la casa de su vecino.

Historias de Ganyeros Citadinos-Hombre Bomba-
Historias de Ganyeros Citadinos-Hombre Bomba-

Una mañana, mi amigo al que denominaremos Seis, recibió una llamada telefónica, para ser invitado a visitar y al mismo tiempo buscar su regalo de año nuevo; al llegar a la residencia, saludar y estar conversando largo rato, le fue entregado un hermoso paquete que contenía cogollos y hojas de marihuana como obsequio. Seis cuenta, que su cara fue todo un espectáculo de emociones al recibir aquella caja de ganya, recién podada, los terpenos y flavonoides se sentían en todo su esplendor –olores y sabores-.

Al culminar su visita con el vecino y recibido el regalo, Seis, resguardo su preciado paquete en el morral y en lugar de llevarlo a su casa de una vez por precaución, decidió irse con su guitarra y bien colocado, caminando aproximadamente 2 kilómetros hasta el estudio de ensayo, para no perder tiempo desviándose de la ruta que ya tenía prevista realizar esa mañana. Así que de la manera más fresca y relajada, caminó hasta su destino final, sin tener realmente en cuenta lo que llevaba en el morral. Llevaba una caja llena de marihuana. Durante su caminata, hacia el estudio de ensayo, pasó alcabalas policiales, comisarías de la guardia, entre otros lugares en los que perfectamente pudo haber sido detenido.

Leer más: ¡Descubre! Como el Cannabis Actúa en Nuestros Cerebros

Sin embargo, iba tan feliz por el regalo recibido que el vuelo en el que se encontraba no le permitió percatarse, de los lugares por los cuales estaba transitando en ese momento de la caminata; Al llegar al estudio de ensayo, luego de un rato de estar acoplado con el resto de los instrumentos musicales. Se dio cuenta, de la caminata y de lo que pudo haber ocurrido durante la misma. En definitiva, cuando se combina nuestro sistema endocannabinoide, con los cannabinoides de la marihuana y se activan las hormonas que contribuyen a sentirnos felices, episodios como estos pueden pasar. Recibir un regalo que nos sorprenda tanto y nos llene de felicidad, para que nuestro vuelo sea tan alto que no nos descoloca ni el ver a los pacos.

Loading...