Historias de Ganyeros Citadinos-Una Pálida es un mal Vuelo

148
Historias de Ganyeros Citadinos-Una Pálida es un mal Vuelo
Historias de Ganyeros Citadinos-Una Pálida es un mal Vuelo

Los y las ganyeros(as) citadinos(as) andamos volando generalmente, al transitar por la ciudad, pues, de esta forma nos conectamos con el lado más positivo de la urbe y su gente. No obstante en algunos momentos producto de nuestros azares a veces las tensiones nos ganan una que otra batalla, con lo cual llega en el momento menos indicado una pálida. Esos vuelos, que más bien son voladas nada agradables. Las pálidas suelen ocurrir cuando tienes largo tiempo sin ni siquiera una bocanada pequeña o cuando en la ingesta sobrepasas tus propios aguantes.

También ocurren cuando realizas combinaciones con el cannabis de forma extraña, por ejemplo ligar licor dulce y fumar a la vez, vi eso en un fumeta supuestamente experimentado, que luego de varias bocanadas y sostener el humo durante al menos unos segundos, mientras consumía un licor dulce. Después de largo rato en ese experimento al levantarse de la silla en la que se encontraba se desplomó hacia la silla de nuevo y prefirió cantar: Al lado del Camino de Fito Páez, para poder agarrar mínimo en esa pálida que llegó como ya sabes, sin avisar.

Vi un mal vuelo, en un amigo que llevaba tiempo sin probar cannabis y un día salió de su trabajo muy cargado de vibras negativas y quiso pasar el suiche con una pipadas; pero bueno el sumar la carga laboral angustiante, con unas pipadas muy rápidas y largas, le ocasionaron un mal vuelo, que terminó en el baño devolviendo todo los que había ingerido en su almuerzo.

Lee más en: El cannabis vuelve a ser tema de debate en el parlamento de Tanzania

Otro mal vuelo lo tuvo un amigo, que se engolosinó con los porros durante una noche en un concierto, fumó tan descontroladamente, haciéndose el de mayor aguante y el cannabis le dio un buen regaño y lo tumbó al suelo por más de una hora, a este amigo lo tuvimos que alzar en brazos y sentarlo para que respirara mejor para luego llevarlo a su casa. Definitivamente, es mejor disfrutar la ganya, tener un colocón divertido durante un buen rato y no sufrir de mareos, vómitos u otros males por una pálida que indudablemente es un mal vuelo.

Loading...