Jamaica continúa como mayor proveedor de marihuana de EEUU

503

Una serie de incautaciones de marihuana registradas en los últimos meses ponen en evidencia la magnitud del flujo de droga que sale de Jamaica con destino a Estados Unidos y las dificultades para combatirlo.

cannabis medicinal-marihuana-mota-maría-weed-hierba

En una operación a finales de noviembre, seis hombres fueron capturados en la ciudad de Ocho Ríos, distrito de St. Ann, Jamaica, por posesión de al menos 1.000 kilos de marihuana o “ganja”, como se conoce esta droga en el país caribeño, que tendrían un valor en el mercado de US$4,5 millones, según el Jamaica Gleaner, citando fuentes policiales.

Menos de un mes atrás, en la misma ciudad habían sido recuperados otros dos cargamentos de marihuana con aproximadamente 1.000 kilos de droga cada uno.

Estos dos casos se suman a una de las incautaciones más grandes registradas este año por la policía del distrito de Saint Mary, la cual tuvo lugar en agosto. En esta oportunidad fueron recuperados aproximadamente 3.200 kilos de marihuana por un valor de US$36 millones que estaban listos para ser exportados.

De acuerdo con el más reciente informe sobre la estrategia internacional de fiscalización de estupefacientes, publicado por el Departamento de Estado de Estados Unidos en abril 2019, la mayor parte de la marihuana que sale de Jamaica tendría como destino final ese país norteamericano y otros países del Caribe, y estaría siendo vendida a cambio de armas ilegales y otros productos de contrabando.

Análisis de InSight Crime

Jamaica continúa siendo el principal proveedor de marihuana de Estados Unidos, y un importante punto de tránsito para la cocaína que se trafica desde Suramérica al norte del continente y otros mercados internacionales.

Según el informe del Departamento de Estado, su posición geográfica en el Caribe, una amplia costa difícil de patrullar, el alto volumen de turistas y su ubicación como centro de transbordo de contenedores en el Atlántico, contribuyen a que la isla sea un punto clave para el tráfico de drogas en el continente.

Además del transporte marítimo comercial que facilita el movimiento de esta droga desde Jamaica, muchos cargamentos salen en pequeñas embarcaciones, correos humanos y aeronaves privadas.

Durante años, los gobiernos de Jamaica y Estados Unidos han intentado detener este flujo de droga por medio de cooperación binacional. Ambos países mantienen tratados de asistencia judicial y extradición para facilitar la judicialización de narcotraficantes y trabajan en conjunto en la interceptación de marítima de traficantes y en el reparto de bienes confiscados en altamar.

En 2018, estos países avanzaron hacia un acuerdo bilateral de asistencia mutua aduanera (en inglés Customs Mutual Assistance Agreements, CMAA) para formalizar el intercambio de información comercial entre las agencias aduaneras de Estados Unidos y Jamaica, y así controlar el flujo de drogas, armas y otros tipos de contrabando a través de los puertos de entrada.

Te puede interesar: Regulación del cannabis: entusiasmo y cautela ante el anuncio del Gobierno

Sin embargo, los esfuerzos de Jamaica en materia de fiscalización de drogas enfrentan retos importantes en materia de corrupción, delincuencia organizada, recursos limitados y un sistema de justicia penal ineficiente.

En 2015 el país despenalizó la posesión de pequeñas cantidades de marihuana, permitiendo el porte de máximo 57 gramos de esta droga para uso personal.

Con esta ley se esperaba, además de reducir la criminalidad asociada al microtráfico en la isla y la carga al sistema judicial, facilitar también la creación de una industria de marihuana legal en donde se pudiera promover el turismo asociado al consumo regulado y así reducir la exportación de la marihuana ilegal que se cultiva en el país.

Te recomendamos: Encuentro sobre cannabis: autocultivo y uso medicinal

Loading...