Aprende a limpiar una pipa, bong o vaporizador de marihuana

514

La gente que usa vaporizadores, pipas o bongs como principal método de consumo de marihuana, reconocerán lo complicado que resulta tener todos los materiales que directa o indirectamente entran en contacto con la hierba. Desde cámaras de llenado o cazoletas, hasta tubos de aspiración o boquillas. Con el uso, siempre terminan con una capa de color oscuro, pegajosa y de olor desagradable. Esto se debe principalmente a la resina de la planta y al humo o vapor resultado de la combustión o vaporización.

Mantener limpios todos los accesorios es importante para disfrutar de un humo o vapor con el mejor sabor. Y llega a ser complicado en algunos casos. Boquillas, rejillas, conductos o el interior de un bong, se pueden limpiar de muchas maneras. Cuando se trata de materiales como el pvc o el acero inoxidable, siempre serán más sencillos de limpiar que el vidrio borosilicato o el pirex. Dada su delicadeza, lo que menos pretendemos será romperlos o rayarlos. Además de caros, algunas son auténticas obras de arte sopladas a mano.

LIMPIAR UN BONG O VAPORIZADOR CON LIMPIADORES COMERCIALES

La mayoría de limpiadores comerciales como No 1, tienen una base de alcohol isopropílico. Se trata de un tipo de alcohol muy usado en la industria farmacéutica, ya que al evaporarse no deja ningún tipo de residuo. Simplemente se aplica con un spray o pincel, se deja actuar unos minutos, y se aclara con agua. Si se dispone de un cepillo como los que incluyen los vaporizadores, ayudaremos frotando rejillas y boquillas cuando el alcohol isopropílico esté actuando.

El interior de los bongs siempre es más complicado de limpiar por su inaccesibilidad. En este caso añadiremos una buena cantidad de limpiador en su interior junto a un poco de sal fina. Tan sólo nos queda sellar los orificios con ayuda de un film y una goma, y agitar fuertemente. La sal no se disuelve en el alcohol y sus finos granos actuarán como una lija, eliminando toda la suciedad incrustada.

OTRAS ALTERNATIVAS CASERAS PARA LIMPIAR UN BONG O VAPORIZADOR

Una gran alternativa a los productos de limpieza, son los enjuagues bucales que contienen alcohol. Podemos añadir también un poco de sal. Aunque no es tan efectivo como los productos específicos y puede que tengamos que hacerlo dos veces para que quede perfectamente limpio, el olor que dejará será muy agradable. Siempre después conviene aclararlo con agua.

Te puede interesar: El cannabis en la actividad física ¿un estilo de vida?

El agua caliente y jabón también resulta útil. Siempre en este caso conviene dejar las piezas previamente a remojo en un recipiente con agua caliente y muy caliente. En unos minutos y con la ayuda del cepillo de limpieza y jabón, iremos limpiando fácilmente toda la suciedad adherida.

Y ya que hablamos del agua caliente, podemos hervir las piezas que sean de metal o vidrio. En caso del vidrio, conviene tener cuidado con los cambios muy bruscos de temperatura al introducirlos en el agua hirviendo. También conviene poner un trapo doblado en el fondo de la olla para evitar que el choque pueda romperlas. Y cuidado con el pvc porque con el calor puede llegar a deformarse. Piezas de este material conviene limpiarlas de otro modo.

Para terminar, otro método es el que emplean en muchos coffeeshop holandeses. En lugar de agua hirviendo, emplean leche. Al ser un material graso, disuelve toda la suciedad en unos minutos. Con un aclarado final con agua caliente cualquier pieza por muy sucia que esté, quedará como nueva. Es un método también muy común para la limpieza de grinders de aluminio.

Te recomendamos: Reporta haber visto la cara de Jesucristo en su marihuana prensada

Loading...