Inicio Top4 ¡Lo Nuevo! de Historias de Ganyeros Citadinos-Viajar en Tren-

¡Lo Nuevo! de Historias de Ganyeros Citadinos-Viajar en Tren-

46

No voy en tren, voy en avión… Charly García

La Historias de hoy relata, una mañana de fin de semana luego de compartir un súper canuto, me dirigí con mis amigos hacia la estación del tren, mientras tanto iba con mis audífonos escuchando a Charly García para alzar mi vuelo matutino. Al llegar al tren a la estación en la que nos encontrábamos y abrir sus puertas inicio la famosa canción del gran maestro vocalista y pianista argentino, al escuchar la frase “No voy en tren, voy en avión…” el tren arrancó de inmediato y me transporte justo a un avión de colores fluorescentes en la que estaba sentada junto a mis amigos detallando la velocidad y el ruido de las turbinas de este tren-avión que me permitía volar distancias infinitas.

Historias de Ganyeros Citadinos-Viajar en Tren-
Historias de Ganyeros Citadinos-Viajar en Tren-

Observaba como mi amigo Uno se destartalaba de la risa, al hacer gestos con su cara como si la fuerza del viento estuviese actuando sobre él, al mismo tiempo, Siete jugaba con las cuerdas de su guitarra musicalizando el ambiente del tren. Yo, seguía volando, ahora se armaban espirales en las caras de las personas que viajaban a nuestro alrededor, Charly continuaba cantando en mi dispositivo se escuchaba la siguiente frase “No necesito a nadie, a nadie, alrededor…” por eso las personas que iban en el mismo tren con nosotros, se esfumaban como las bocanadas poco a poco.

Dice Charly que “Los que están en el aire pueden desaparecer, los que están en la calle pueden desaparecer. Pero los dinosaurios van a desaparecer… “decidí no estar atada a nada para viajar con mayor libertad y sonreír viendo a mis amigos descargando de la forma más natural y feliz todo el potencial psicoactivo contenido en cada uno de nosotros.

Te recomendamos: Cultura Cannabica: Revistas sobre Cannabis

Seguimos en el tren hasta la última estación que nos correspondía, cuando se abrieron las puertas para bajar del tren, sentí una sensación de tránsito por túneles de gelatina de fresa que por cierto es el sabor que más disfruto. En mi dispositivo continuaba Charly haciendo lo propio con su música y yo conectándome con sensaciones, colores y olores que para nada en situación “normal” están presentes en las estaciones del tren de Plaza Venezuela a Propatria.

Loading...