Inicio Gastronomía Pizza Psicoactiva: Historias de Ganyeros Citadinos

Pizza Psicoactiva: Historias de Ganyeros Citadinos

103

En esta oportunidad, te contaré sobre un buen vuelo que tuvimos mis amigos y yo cocinando una pizza cannabica. En primer lugar seleccionamos los ingredientes con los que íbamos a realizar la preparación de la salsa base. 1 kilo de tomates bien rojos, para salsa, 2 cebollas medianas, 2 ramilletes de cebollín, 1 pimentón rojo grande, dos dientes ajo, orégano de jardín, media cucharadita de azúcar, sal y pimienta al gusto y el ingrediente más importante 5g de marihuana triturada (descarboxilada) 2 panes grandes de pizza.

Pizza Psicoactiva
Pizza Psicoactiva

Preparé la salsa base con los ingredientes mencionados, quedó de un rico impresionante el sabor de tomates, pimentón y orégano en combinación con el cannabis era espectacular, decidí darle unas probadas a la salsa por supuesto, antes de ir a un acto académico en la universidad, el cuál resultaba en un motivo de celebración para mí porque me correspondía graduarme. Al lugar indicado llegué en vuelo. Tuve que hacer mil maromas frente a mis compañeros graduandos y demás personas para que no se me notara el exceso de felicidad, aumentada por el colocón que ya poseía.

No obstante, creo haber logrado el cometido por lo menos durante la formalidad del acto; con lo que me sentí victoriosa y segura. Al salir del asunto académico, sentía mi rostro como un gran círculo que se hinchaba y regurgitaban mis vasos sanguíneos por mi cara. Dos, me estuvo acompañando durante el ceremonial y también estaba en las mismas condiciones lo cual nos generaba muchas carcajadas a ambos. Hubo gente, que no entendía por supuesto tanta expresión de alegría mutua, a lo que nos hicimos los locos y nos fuimos retirando poco a poco hasta hacernos desapercibidos.

Lee más en: Historias de Ganyeros Citadinos-¿Dónde Está Mi Carrito?-

Al llegar a la casa, continuamos el festejo junto a otros amigos, quienes también se incorporaron a la comelona de esta pizza psicoactiva y con la cual tuvimos un viaje en el que recorrimos entre risas y conversas lo ocurrido durante el acto académico, nos equilibramos y elevamos nuestro espíritu. Dice Bob Marley: La Vida es simplemente para vivirla, eso es lo que hacemos desde lugar cuando escribo estas historias de Ganyeros Citadinos.

Loading...