¿Qué es el CBD?

156

El cannabidiol, mejor conocido como CBD, un cannabinoide o compuesto extraído de la planta de cáñamo, puede tener importantes beneficios, como sugieren estudios anteriores.

La planta de cáñamo se refiere a la variedad no psicoactiva (menos del 1% de THC) de la especie Cannabis sativa. El cáñamo es conocido por una variedad de usos que incluyen:

  • Medicinal
  • Alimentos saludables
  • Cuidado corporal orgánico
  • Ropa
  • Materiales de construcción
  • Papel
  • Biocombustible
  • Compuestos plásticos y más.

El cáñamo es más respetuoso con el medio ambiente que las plantas tradicionales, ya que respira CO2, desintoxica el suelo, previene la erosión y degradación del suelo proporcionando valiosos nutrientes.

Ahora, seamos un poco más científicos.

Al científico israelí, Raphael Mechoulam, se le atribuye el descubrimiento de lo que ahora se conoce como el sistema endocannabinoide (ECS). El ECS ayuda a regular una variedad de procesos fisiológicos y cognitivos, incluidos el apetito, la sensación de dolor, la memoria y el estado de ánimo. También es conocido por facilitar los efectos farmacológicos del cannabis. Además, el ECS participa en la mediación de los efectos del ejercicio físico que contribuyen a la euforia, el movimiento y la relevancia motivacional inducidos por el ejercicio.

Bien, entonces, ¿qué significa todo eso?

Básicamente, dentro de nuestros cuerpos, tenemos el ECS. El ECS ayuda a regular y fomenta la homeostasis, cualquier proceso o reacción que nuestro cuerpo utiliza para mantener activamente un entorno interno constante. Dentro del ECS, encontrará receptores de cannabinoides, incluidos CB1 o CB2. ¡Nuestro cuerpo incluso produce sus propios cannabinoides! ¡Qué asombrosos somos!

El CBD influye indirectamente en nuestros receptores CB1 o CB2, que se encuentran en todo el cuerpo en el sistema nervioso central, el sistema inmunológico e incluso en nuestra piel. Entonces, cuando el CBD interactúa con los receptores, puede ayudar a regular importantes funciones corporales.

Los estudios muestran que el CBD puede brindar alivio para una variedad de afecciones, que incluyen depresión, dolor crónico, trastorno de estrés postraumático, artritis, epilepsia y más. El CBD también ha mostrado efectos neuroprotectores y neurogénicos, lo que significa que puede ayudar a reducir el daño al cerebro y al sistema nervioso mientras estimula el crecimiento de nuevas neuronas. Con toneladas de investigación que se están llevando a cabo, los beneficios potenciales podrían aumentar.

Pero estamos aquí para aprender cómo el cáñamo puede ayudarnos a lograr una mejor salud y bienestar.

CBD y salud

Los estudios demuestran que el CBD puede tener propiedades antiinflamatorias (detener la inflamación y reducir el dolor crónico), disminuye el azúcar en la sangre, disminuye el apetito y facilita una buena noche de sueño. Como analgésico, el CBD también puede ayudar a aliviar el dolor, especialmente después del ejercicio.

El Instituto Nacional de Salud sugiere que el CBD exhibe propiedades antioxidantes, lo que significa que inhibe la oxidación, una reacción química que produce radicales libres (incluidos los asociados con el desarrollo del cáncer) que eventualmente dañan las células y conducen a enfermedades y enfermedades crónicas. Los antioxidantes juegan un papel importante en una dieta nutritiva para mantener la salud y la función biológica adecuada. ¡Incluso se descubrió que el CBD es un antioxidante más poderoso que las vitaminas C y E!

La sustancia química del estrés, el cortisol, es un gran problema de salud. Lo ha adivinado: el CBD puede ayudar a proteger contra el exceso de estrés. Como sustancia anticatabólica eficaz (una sustancia que protege la masa muscular del cuerpo para que no se descomponga), el CBD también puede contrarrestar la liberación de cortisol. ¡Ayudar a mantener los niveles de cortisol bajo control permite que los músculos se recarguen y crezcan!

El CBD también puede suprimir el apetito. Probablemente te estés rascando la cabeza porque la marihuana (otra planta dentro de la familia del cannabis) tiene un poco de reputación cuando se trata de tu apetito. Se ha descubierto que el CBD estimula genes y proteínas para mejorar la descomposición de la grasa, aumenta el número y la actividad de las mitocondrias, lo que aumenta la capacidad del cuerpo para quemar calorías y disminuye la liberación de proteínas involucradas en la generación de células grasas.

Sé que fue mucho para asimilar, pero…

Con todos los beneficios y los efectos secundarios poco conocidos, ¡compruebe usted mismo cómo el CBD puede ayudarlo! Las plantas todavía parecen ser mejores químicos que los humanos.

Loading...